Aprueban juicio académico a ex agente de inteligencia de la dictadura

Bahía Blanca

Argentina

El miércoles 19 el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional del Sur, prestigiosa casa de estudios de la ciudad de Bahía Blanca, resolvió aprobar por unanimidad la realización de juicio académico y la suspensión de Néstor Luis Montezanti, ex agente de inteligencia durante la última dictadura cívico-militar-católico romana, que se desempañaba como docente de tres cátedras.

Desde la Dirección de Comunicación Institucional de la UNS se informó que “La resolución, aprobada por unanimidad, se fundamenta en que su actuación como personal civil de inteligencia durante la última dictadura militar implica ‘falta de ética en el ámbito universitario o profesional que se proyecte sobre aquél ’, una de las causales para el juicio académico, según la reglamentación vigente”.

El pedido de juicio académico, presentado hace 4 años por el profesor Dante Patrignani y que se vio demorado por acusaciones, cautelares, impugnaciones y otras dilaciones instrumentadas por el propio Montezanti, sumó este miércoles los 27 votos de todos los representantes de los docentes, no docentes, alumnos y decanos presentes. Montezanti se desempeñaba hasta el momento como Profesor Titular de Ciencia Política, de Introducción al Derecho y de Derecho Administrativo, asignaturas del Departamento de Derecho de esa casa de estudios.

Tras la sesión Patrignani dijo que “es una cuestión de Justicia y en lo personal es un compromiso moral con gente que estudió conmigo y hoy no está”.

La resolución señala que “Que como consecuencia del terrorismo de Estado la Universidad Nacional del Sur cuenta con una extensa lista de estudiantes, docentes, personal no docente y graduados que, entre 1975 y 1983 fueron perseguidos, discriminados ilegítimamente, expulsados, secuestrados, torturados, asesinados o que aún permanecen desaparecidos”.

El comunicado emitido desde la UNS agrega:

En sus considerandos la resolución apoyada por todas las listas y decanos presentes menciona que la imputación “se fundamenta en la participación del docente Montezanti como personal civil de inteligencia (PCI) durante la última dictadura militar, refiriendo su pertenencia al Destacamento de Inteligencia nº 181”. Indica además que “en relación a ello, la comisión de delitos de lesa humanidad en el país fue organizada con la necesaria complicidad de una amplia red de ‘informantes’ -muchos de los cuales formaron parte del Personal Civil de Inteligencia (PCI)- que se encargaban de recolectar los datos que luego eran suministrados a los “grupos de tareas”.

Además, se  considera que “el accionar descripto fue desplegado vigorosamente en el ámbito universitario donde los aludidos agentes se infiltraron obteniendo los nombres, domicilios, actividades y relaciones sociales de docentes, auxiliares y estudiantes que luego fueron víctimas de detenciones ilegales, secuestros, torturas, cesantías, exilios forzosos, crímenes aberrantes y desapariciones”.

La parte resolutiva consta de cuatro artículos: el primero define la aprobación del juicio académico y el segundo determina la suspensión con carácter preventivo. El tercer punto dispone elevar las actuaciones al Rectorado para que se constituya el tribunal universitario, tal como lo solicitó el denunciante de Montezanti, el profesor José Dante Patrignani. Este argumentó reiteradamente la “falta de ética en el ámbito universitario o profesional que se proyecte sobre aquél”.

Los extensos considerandos de la resolución señalan también que “la pertenencia al organismo de inteligencia al servicio de las Fuerzas Armadas durante la vigencia del terrorismo de Estado no es algo menor, como pareciera reflejar la resolución del Consejo del Departamento de Derecho siguiendo los argumentos del denunciado (es decir, el propio Montezanti), ya que la información y documentación que mantenía la clasificación de secreto, no obedecía en ese entonces a la protección de intereses legítimos de un Estado democrático sino que, tal como se sostiene en el decreto nº 4/2010, sirvió para ocultar el accionar ilegal del gobierno de facto”.

También se aclara que “lo que está en tela de juicio no es el posicionamiento ideológico respecto de un gobierno de facto, sino haber sido parte de su engranaje como personal de inteligencia y el papel que Montezanti pudiere haber desempeñado como ‘asesor universitario’ durante el terrorismo de Estado”.

La resolución también detalla que “la Universidad tiene la responsabilidad pública de aclarar esta situación, pues lo contrario implicaría colisionar los valores que justifican, orientan y comprometen su accionar; entre ellos: el compromiso pleno con los derechos humanos a través de su respeto y promoción, el pleno respeto a la forma democrática de gobierno y de los procedimientos que promuevan el fortalecimiento institucional y la ética profesional”.

Para ello, se considera que “la sustanciación de juicio académico constituye uno de los procedimientos que prevé la reglamentación de la Universidad para sancionar disciplinariamente a su personal (art. 33° del Estatuto de la UNS, art. 32 del Convenio Colectivo de Trabajo para los Docentes de las Universidades Nacionales) respetándose el debido proceso y el derecho de defensa del acusado”.

Asimismo, en el legajo personal de inteligencia militar de Montezanti consta que fue presentado para ingresar en el batallón 601 por el genocida Riveiro, quien está prófugo de la justicia argentina, identificado como impulsor de la Triple A y condenado en Francia por crímenes de lesa humanidad.

Por otra parte, a pesar del histórico paso que se ha dado en el ámbito universitario, Montezanti preside y continua desempañandose como juez de la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca. Es por esto que Patrignani presentó en el Consejo de la Magistratura el mismo pedido que en la UNS. A su denuncia se fueron sumando otras por lo que Montezanti tendrá que presentarse el día 25 a declarar ante el Consejo que deberá resolver si iniciarle o no un juicio político. Además fue citado para el día 27 por el juez Juan Ramos Padilla por la denuncia que demuestra su vinculación con la Triple A.

Cabe recordar que en su rol de juez, en noviembre de 2014, Montezanti aprobó revocar el procesamiento por delito de trata de personas tanto al intendente de la localidad pampeana de Loquimay como al subcomisario de la misma, pese a que en julio de 2011 la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó que se profundizara sobre la responsabilidad de los funcionarios públicos intervinientes citando lo oportunamente declarado por el Procurador General de la nación, quien afirmó que el intendente “no sólo defendió ante los medios periodísticos provinciales la existencia de éste tipo de locales nocturnos, sino que, en particular, se pronunció contra el eventual cierre de “Good Night”, el prostíbulo denunciado.+ (PE)

Foto: Dante Patrignani junto a militantes, docentes y profesores durante la sesión del Consejo Superior Universitario de la UNS, 19 de agosto de 2015 / Luis Angel Salomon

SN 0849/15

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s