El Canciller Timerman recibió al CMI: DDHH, cambio climático y Malvinas, en la agenda común

El Canciller Timerman con el Rev. Tveit y la Rev. Ulloa del CMI (M.Schneider-CMI)

El Canciller de la Argentina, Héctor Timerman, titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de Argentina desde junio de 2010 (ex embajador del país en Estados Unidos) recibió esta mañana en sus oficinas al Secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), Dr. Olav Fyske Tveit, en su visita por Buenos Aires.

El Canciller Timerman recibió a la delegación del CMI agradeciendo en primer lugar todo el apoyo que el país recibió de parte de ese organismo durante la última dictadura cívico-militar en Argentina (1976-1983) reconociendo especialmente el trabajo de la Iglesia Evangélica Metodista a través de figuras como la de los Obispos (E) Federico Pagura y Aldo Etchegoyen y del P. Dr. José Míguez Bonino, en la defensa de DDHH.

En su presentación, el Dr. Fyske Tveit dijo: “Agradecemos el honor de ser recibidos y de llevar adelante este legado dejado por los que fueron parte antes que nosotros del movimiento ecuménico en el mundo y especialmente en Argentina; la historia del CMI y de las iglesias en el continente, especialmente en Argentina es uno de los capítulos más fuertes en nuestra propia historia, en la defensa de los DDHH y la búsqueda de justicia” y continuó diciendo: “reconocemos especialmente el trabajo de este gobierno, que ha tomado muchas iniciativas para garantizar y restablecer los derechos para muchos argentinos y argentinas. Algo que contribuye en nuestro mundo actual”.

Timerman reconoció que desde el gobierno nacional se ha contribuido en la lucha contra la pobreza y en reconocer igualdad y solidaridad con otros países. “Argentina es un lugar en donde hemos caminado hacia un proceso de reconocimiento de derechos y la ampliación de los mismos”. “Así y todo reconocemos muchos problemas que aún quedan por resolver en nuestro país y en la región como la inclusión, el trabajo para todos y todas; esta es una lucha que nunca termina”, continuó.

A su vez, el pastor Néstor Míguez, actual presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas en Argentina (FAIE), reconoció que el otro tema importante en las iglesias es el de la justicia económica. “Estamos encontrando lugares entre las iglesias y la sociedad que son comunes” dijo, y continuó: “Como por ejemplo el tema de la última encíclica papal y el documento del CMI remarcando la “idolatría del mercado”, y como la misma influye directamente en el desarrollo de nuestros países. Y ambos documentos generados desde dos espacios tan representativos como los mencionados, muestran cómo este tema, es fuerte y debe ser un punto donde las iglesias deben colaborar con la sociedad civil y el gobierno para encontrar otros modos de relaciones más allá del ‘Dios del mercado’”.

El Canciller pidió prestar especial atención a una extraordinaria sociedad civil organizada, como la presente que, instrumenta los modos para seguir luchando contra el pensamiento de una sociedad para “pocos” que deja fuera a la mayoría de las personas. “Podemos percibir y aprender desde nuestras luchas –dijo– que hay un status quo que hay que combatir, así como existen grupos con otros objetivos que, no solo desde Argentina, sino desde otros países de América Latina son resistidos por muchas ONG´s que se han multiplicado a lo largo del territorio. Se nota con claridad un proceso de ataque constante contra movimientos progresistas dentro de nuestra sociedad.”

Desde este análisis, el Dr. Fyske Tveit se pregunta de qué manera, las iglesias en el mundo pueden contribuir con el tema de Derechos Humanos y “cómo pelear juntos a favor de la justicia, el futuro de la niñez”.

Se rescató como tema de agenda fundamental en Argentina y a nivel internacional “El cambio climático”, tema que, desde el CMI se está tratando en agenda con el Papa Francisco, los Patriarcas ortodoxos, judíos y musulmanes. “Aquí –concluyó el Dr. Fyske Tveit– “hay una extraordinaria conjunción de fuerzas que crece”.

En referencia a la encíclica papal sobre el tema, el Secretario General del CMI se refirió diciendo: “Siguiendo las líneas del Papa Francisco en su tan significativo documento, es un tema que hace a nuestro futuro común y todos tenemos una responsabilidad frente a esto. Entiendo en este sentido que nuestras iglesias en el mundo tienen algo para decir y contribuir en la búsqueda común de soluciones a temas tan acuciantes”.

Tomando este tema como eje, el Canciller Timerman dijo que el mismo sirve de ejemplo en la región ya que “Si bien el cambio climático nos afecta a todos, no podemos culpar a todos por igual por lo que se hace contra la misma estabilidad climática. No es lo mismo la responsabilidad que tiene un país, por ejemplo como Bolivia frente a otro como Alemania. Y este tema está directamente relacionado con las economías regionales y la industrialización de las mismas en donde, no todos sufren las consecuencias del mismo modo ni tienen los medios para combatir estos efectos en el mismo tiempo. Del mismo modo una empresa o industria americana que viene a nuestra región, es claro y evidente que no aplica las mismas reglas para funcionar aquí como lo harían en sus propios países.

Por último, Timerman concluyó diciendo que, “cuando reconocemos que el cambio climático es una responsabilidad de todos, me temo que este discurso se usa mayormente en orden para sostener las diferencias entre países desarrollados y los que no lo son”.

El Secretario General coincidió con el análisis del Canciller y se preguntó quién paga finalmente, el costo de este cambio climático. Tomando en cuenta que hay islas en el Pacífico que en pocas décadas quedarán bajo el agua y habrá que ver dónde migrar poblaciones enteras. “Apoyamos, dijo, la iniciativa de la Argentina de poder velar por el cuidado del clima entendiendo que son los más pobres de este mundo los que sufren de forma inmediata este cambio climático”.

El Dr. Néstor Míguez enfatizó esta preocupación del CMI desde la misma concepción del vocablo “ecumenismo como ‘casa común’. Una casa en donde todos vivimos, y que es parte inherente del entender ecuménico en estos temas”.

Por último, se recordó la importancia del tema con las Islas Malvinas, tema más que preocupante para la Argentina en el reclamo pacífico de la soberanía contra la evidente militarización de toda el área del Atlántico Sur. “En esto, -dijo el Dr. Fyske Tveit- nosotros apoyamos que Argentina encuentre una solución para el tema Malvinas en forma pacífica”.

Reconociendo la vocación pacifista y continua de la Argentina, el Canciller concluyó la charla diciendo que “No haremos nada en Malvinas a través de una solución militar. No es un problema militar para Argentina. Debemos sentarnos a discutir el tema con Inglaterra y encontrar una solución en forma pacífica”.+ (PE/ALC)

SN 0857/15

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s