Cine. Francisco, el padre Jorge

José María Poirier (*)

Buenos Aires.

Dirección: Beda Docampo Feijoó

Argentina, España, Italia, 2015

Elenco: Darío Grandinetti, Silvia Abascal, Jorge Marrale, Leticia Bredice y Leonor Manso

A partir del libro de la periodista Elisabetta Piqué, el director Beda Docampo Feijoó ensaya una suerte de eficaz biografía (¿correspondería hablar de hagiografía?) sobre Jorge Mario Bergoglio, jesuita, arzobispo de Buenos Aires, cardenal y luego papa con el nombre de Francisco.

Nacido y criado en el porteño barrio de Flores, el protagonista declara que siempre amó su ciudad y que ahora la extraña. Lector de Borges y Marechal, versado en tangos y en teólogos, preocupado siempre por los problemas sociales y por la educación, atento a los giros políticos del país, fue sin embargo un personaje poco conocido y comprendido por muchos habitantes de la capital argentina. Reacio a los medios de comunicación, prefería caminar las calles de la ciudad, viajar de manera anónima en el transporte público, vivir austeramente y visitar con frecuencia barios humildes, villas miseria y santuarios populares.

Llegó inesperadamente, en el último cónclave, a ser elegido para ocupar la sede de Pedro. Se define como obispo de Roma, no toma vacaciones y sorprende constantemente con sus gestos y palabras. Llama por teléfono a muchas personas, denuncia la injusticia europea ante los inmigrantes, propone una visión ecológica, ecuménica y social, pesa en el más alto nivel de la política internacional.

Al mismo tiempo, como bien muestra el film, se ocupa de cada persona que se le cruza por el camino, con particular ternura por los más humildes, enfermos y marginados.

Lo interpreta con solvencia Darío Grandinetti. Encuentra en la actriz española Silvia Abascal, el contrapunto apropiado para que emerjan aspectos poco conocidos de su fuerte personalidad. Entre otros, el tema del aborto. Las vistas de Buenos Aires y de Roma son sugestivas. Las escenas del cónclave, acaso las más logradas. La película ayuda a conocer a una personalidad influyente en la sociedad contemporánea.

Amado por multitudes, acaso más admirado fuera que dentro de la Iglesia, no teme enfrentar todos los riesgos y nunca pacta con los poderosos de turno. “El nombre de Francisco resume la vida del padre Jorge que ha colocado el corazón del mensaje evangélico en su trabajo pastoral: la ayuda a los más necesitados”, resume la presentación del film. (PE/Ciudad Nueva)

(*) José María Poirier Director de la revista Criterio.

SN 0880/15

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s