Refugiados como proceso de transformación europea

Por Domingo Riorda

Argentina.

La masividad de refugiados que llegan a Europa comienza verse  como un proceso que llegó para quedarse superando la calificación de emergencia.

Por un parte es evidente la incapacidad –o carencia de deseos- de la dirigencia política europea. Carlos Iaquinandi, en su último despacho de la Agencia de Noticias Serpal, describe que “no se sabe que política concreta adoptarán los gobiernos europeos de forma colectiva ni que ocurrirá con las decenas de miles de refugiados que deambulan por el corazón del Viejo Continente” asignado al “producto de la incapacidad de los gobiernos europeos ante la crisis humanitaria”

Por otro lado queda demostrado que las murallas y métodos represivos no dan resultado. Los migrantes continúan  llegando Iaquinandi cita que “ACNUR y Médicos Sin Fronteras, estiman que el número de refugiados en territorio europeo ya supera los 350.000” y que” Pasan las horas y los días y los gobiernos siguen sin adoptar las decisiones urgentes que la crisis humanitaria exige”

Acaso haya que pensar que no se trata de medidas emergentes sino de reflexionar sobre el futuro. Europa no podrá establecer campos de refugiados permanentes ni tampoco eliminar los migrantes. Hay que hacer un cambio de mentalidad. Una verdadera conversión. Aceptar que ellos y ellas se quedarán en su territorio y que deben ofrecerles seguridad social. Cambiar el sistema económico creando empleos que asimilen a los refugiados como habitantes de su continente. Hacerse cargo de su presuntuosa afirmación de que son  multiculturales..

Tal vez, y sin ese tal vez, Europa deba pensar que ya tiene encima un proceso donde dejara de ser la que fue ayer y la que es hoy. Deponer el creerse ombligo del mundo. Reconocer que mucho de lo que tiene se lo ha quitado a naciones cuyos pueblos hoy les agrega sus habitantes. Si ayer los europeos huían de su continente por culpa de guerras y gobiernos dictatoriales, hoy tienen la responsabilidad de convivir con los que llegan a sus países como producto de situaciones que, es justo decirlo, ellos crearon y siguen alimentado con sus ventas de armas y planes destructivos guiados por el robo de petróleo y minerales.

Reflexionar sobre el futuro es crear planes donde los migrantes sean incorporados mediante la instrucción, empleos, planes sociales con la impronta  de que ellos serán parte de  la Europa a construir. Obligación es desalojar las trampas del racismo y la xenofobia para aceptar que su futuro se encuentra en desarrollar la transformación inevitable de su continente.

La emergencia no es tal. Llegan para quedarse. Estarán por mucho tiempo. También sus hijos y nietos.+ (PE).

SN  0892/15

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s