Europa responsable de las muertes y futuro de refugiados

 

Refugiados Baanski

Por Domingo Riorda

Argentina.

“El trato a los refugiados, la falta de recursos, el cierre de fronteras y el desprecio sistemático es reflejo de algo roto a nivel político, al más alto nivel, entre los jefes de Estado y de Gobierno. Representantes de Albania, Alemania, Austria, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Hungría, Grecia, Rumanía, Macedonia, Serbia, Luxemburgo y Holanda (los dos últimos, presidentes de turno de la UE) se reunieron ayer en Bruselas, a instancias del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para tratar de solucionar el gravísimo problema, el principal que asola Europa hoy” escribía Pablo R Suárez en El Mundo, España, el 26 de octubre de 2015, quien agregaba, citando una fuente comunitaria, que  “Las diferencias no están en los detalles, están en los principios”

Ese giro  profético, al mejor estilo bíblico,  se engarza con lo que  expresa  en el libro El mediterráneo; el naufragio de Europa, de Javier de Lucas,  profesor  en el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Valencia, especializado  en problemas de los derechos humanos, las políticas migratorias y de asilo, la pluriculturalidad y la democracia.

En una entrevista efectuada por Amador Fernández-Savater y Amarela Varela, publicada en eldiario.es, el 29 de enero de 2016 y rescatada por la página Web Atrio, Javier de Lucas comenta que en su trabajo  “El objetivo principal es analizar, a la luz de las políticas migratorias y de asilo, el fracaso de la Unión Europea como proyecto político: el proyecto de un espacio común de libertad, seguridad y justicia, presidido por la noción de Derechos Humanos”  por lo que si bien es cierto “El pretexto”  de que  las migraciones tocan el ámbito de la soberanía…..”se supone que la UE era un proyecto político que buscaba precisamente superar la lógica de acción propia de los Estados-nación”

Para el entrevistado  la crisis de refugiados existe desde que existen los refugiados y si hoy  se habla más de ello “no es porque constituya una novedad, sino porque hay un factor que genera movimientos de refugiados: la guerra incivil en Siria. Hay cuatro millones seiscientos mil ciudadanos sirios que han tenido que salir del su país forzosamente”  y que “no es cierto que Europa haya tocado un límite en su capacidad de acogida”

Fundamenta esa afirmación  en que “ El 85% de los refugiados sirios son acogidos por cuatro países limítrofes al conflicto: Líbano, Jordania, Irak y Turquía (que acoge a dos millones de personas). La situación de emergencia la viven estos países. La UE se ha propuesto acoger sólo a 160.000 personas”

La acción mediática de que Europa está amenazada por los  refugiados que desborda la capacidad de acogida “es una mentira demagógica y muy peligrosa” y  es “Una visión etnocéntrica y miope”  porque  “No se trata de una crisis de refugiados, sino de una crisis del proyecto político de la UE”.

Terminante es el profesor de  filosofía del Derecho y de filosofía política al declarar que  “hay que decir alto y claro que lo primero que ha naufragado en esta crisis son precisamente los derechos humanos, no ya sólo los derechos humanos de ¨los otros¨  sino la cultura jurídica del respeto a los derechos humanos (y la arquitectura institucional que los garantiza)”

Explica que así  “el principio de presunción de inocencia, el principio de igualdad en el estatus de los ciudadanos, etc.- son suspendidos, pero no provisionalmente, sino como régimen jurídico para todos los inmigrantes y, en el colmo de la perversión jurídica, también para los refugiados” y se ignora “el estatuto jurídico propio de los refugiados, que es obligatorio para todos los Estados que forman parte del sistema internacional de Derecho, establecido en el convenio de Ginebra (1951) y en el protocolo de Nueva York (1966)”

Los variados ejemplos de los estado europeos con los países en guerra  que los convierte en gendarmes europeos, y los vaivenes de los entretelones de los gobiernos de la UE impulsan  a  Javier de Lucas para afirmar que “Se quiere convertir a los inmigrantes en el chivo expiatorio de la crisis para las clases populares (y ahora también la clase media) que ya no se identifican con el Estado porque éste ya no garantiza derechos sociales, económicos, etc.”

Mientras tanto organismos internacionales calculan que unos 3.771 refugiados y migrantes murieron el año pasado al intentar cruzar el mar Mediterráneo rumbo a Europa.  Es cierto lo que dice el autor de “El mediterráneo; el naufragio de Europa” de que “La Unión Europea es cómplice de la tragedia” pero también hay que preguntarse sobre la complicidad de las iglesias que se disponen a recibir refugiados pero hacen silencio total sobre  el quiebre humanitario de los gobiernos europeos y, también, de la negación del ser europeo. + (PE)

Foto Bansky artista urbano inglés.

SN 0054/16

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s