Cuando el fundamentalismo se sentó a comer popcorn…

Pop Corn I

Por Pablo Bordenave

Ramos Mejía, Buenos Aires.

Un gran amigo muy amante del cine, me cuenta que las últimas semanas fue a ver películas, como es su costumbre, y en dos ocasiones, y con muy poco tiempo de diferencia se encontró en el circuito comercial de cines (es decir cines Hoyts, Cinemark, Village, etc) con películas “evangélicas”, quiero decir con esto películas norteamericanas con contenido explícito de fundamentalismo evangélico de aquel país, que por supuesto es casi igual al fundamentalismo evangélico nuestro.

Por supuesto que nada sobre este contenido era indicado ni en avisos previos, ni siquiera en el comienzo de la película, este amigo se fue dando cuenta porque él mismo conoce el ambiente evangélico fundamentalista argentino…

Sabemos hace tiempo ya, gracias a los estudios de comunicación social, sociológicos y otros, la influencia que el cine (hoy deberíamos agregar la TV, el cable, ect) ha tenido y tiene en las distintas culturas…

Ni que hablar si pensamos como USA transmitió sus valores, su ética, sus sueños, incluso nos dijo (¿nos dice?) quiénes son los buenos y quiénes los malos, qué está bien hacer y qué no es tan bueno, nos mostró qué lindas son las familias cuando están formadas de determinadas maneras, y cuán nocivas son las familias que no están formadas así… para todo eso se valió, entre otras cosas, de la industria multimillonaria del cine…

Quiero señalar enfáticamente, y podría dar ejemplos todo el día… de cuán “no inocente” es el cine…

Del mismo director de una de estas películas evangélicas Alex Kendrick, se dice que: “se dispuso a hacer películas después de haber leído una encuesta en la que se mostraba que el cine tenía mayor influencia que la iglesia en Estados Unidos”. Este señor es pastor asociado de la Iglesia Bautista Sherwood en Albany, Georgia. Se puede leer de él en varios lugares de internet. Quizá solo como un “detalle” del dinero que se maneja valga la pena decir que: “Alex y su hermano, Stephen Kendrick, se han encargado de escribir y producir juntos todas las películas de su casa cinematográfica, y también han escrito una novela basada en cada película. El libro The Love Dare (el ‘desafío del amor’), escrito por ambos, apareció 131 semanas en la lista de Best Sellers del New York Times.”

Esta primer película a la que me refiero se llama: “Cuarto de guerra”. Pueden ver el tráiler con el que la presentan: http://cuartodeguerralapelicula.com/acercade.aspx

Vale decir que suelen manejar distintos tipos de tráiler según a quién le presentan la película… Si se la presentan a alguien “del palo”, es decir a un “hermano” que “conoce de qué va el asunto”, les muestran un tráiler distinto que si presentan la película a gente “del mundo” que no entiende de “qué va el asunto”. Esto que cuento me pasó personalmente, pero es tema de otro relato…

Esta película “Cuarto de Guerra” tuvo un presupuesto de 3 millones de dolares, pero la recaudación, solo en USA fue de 73.553.956… Lindo negocio, ¿no?

La otra película se llama: “El remanente” y trata sobre la doctrina del arrebatamiento y fin del mundo, doctrina tan querida por los evangélicos en general y tan lejos de la Biblia…

(No nos olvidemos que no hace mucho también estuvo en cartelera otra película sobre este mismo tema protagonizada por le conocido actor Nicolas Cage: https://www.youtube.com/watch?v=06yH9o-5Xnw )

Bueno el tráiler de “El Remanante” es: http://www.elremanentelapelicula.com/

La productora de “El Remanante” es: Affirm Films que es un “bracito” del gran monstruo Sony Pictures Entertainment

Por alguna combinación que desconozco esta película, en nuestras tierras latinas, se presentada también por el Grupo Canzion: http://www.canzion-films.com/ que por supuesto también presenta la película anterior…

“El remanente” dice de sí en su página del facebook, que: “Es una película de suspenso sobrenatural en el tiempo del Apocalipsis, que muestra lo que podría ser la vida para las personas que se queden después del rapto y la lucha por sobrevivir física y espiritualmente. Hay cosas peores que la muerte ¿Estás preparado?”

Para los que les interese los números quizá solo tenga que aportar este dato: “Sony Pictures Entertainment, Inc. (SPE) es una distribuidora y productora estadounidense de cine, su dueño es Sony Corporation, un conglomerado de tecnología multinacional y medios de comunicación con sede en Japón. En 2010 se informó que sus ventas habían sido de $7200 millones” que se encuentra en https://es.wikipedia.org/wiki/Sony_Pictures_Entertainment

En Argentina vienen también siguiendo esta práctica del país del norte. De la mano de “VSN Porducciones”: http://www.vsnproducciones.com.ar/ y “Argentina Oramos por vos”: http://www.oramos.com.ar/es/ ya metieron en el cine comercial, por llamarlo de algún modo ya que el cine de iglesia también lo es, e incluso en la TV pública (canal 7), al menos, dos películas hasta el momento:

“La Deuda”: https://www.youtube.com/watch?v=EFrzVd9lVaU

“El Otro” (que también fue transformado en miniserie y se emitió por la TV pública): https://www.youtube.com/watch?v=I7LpJMJfKzY

VSN Producciones dice que: “Nace con el deseo de trasmitirle a la sociedad los valores que fue perdiendo a través del tiempo. Por eso la visión de nuestra productora es utilizar los medios masivos de comunicación para lograr ese objetivo”. A confesión de partes, relevo de pruebas decía mi abuelita… Bueno no quiero molestarlos más con estas cosas, seguro ustedes podrán profundizar el tema si esto les interesa. Lo único que vuelvo a decir: el cine no es inocente a la hora de fijar costumbres, de bajar líneas políticas, de decir qué esta bien o qué esta mal hacer, de formar (¿o deformar?) pensamientos, etc… por eso el fundamentalismo con sus (dis)valores va al cine, pero calladito, calladito, buscando camuflarse en un cine pasatista…

Muchos ya están haciendo mucho dinero con todo esto, pero lo más inquietante, al menos para mí, son las líneas ético-político- teológicas que le bajan a la gente, que sin saberlo ve este tipo de cine…+ (PE)

Tomado desde facebook en Simplemente Pablo. Editado con permiso del autor.

Pablo Bordenave es capellán del Colegio Ward. Ramos Mejía. Buenos Aires.

SN 0058/16

 

Anuncios

Un comentario sobre “Cuando el fundamentalismo se sentó a comer popcorn…

  1. Anibal: acabo de leer la crónica bien fundamentada al parecer, del hermano y colega Pablo Bordenave. Me quedó una extraña sensación. La utilización del cine por los más distintos regímenes políticos y económicos es un dato universalmente disponible y claro, salvo en las dictaduras, por todos admitido. En particular las realizaciones que ensalzan el individualismo y los hábitos de la sociedad WASP para esta parte del mundo se descuenta  en la mayoría de los filmes ,a veces con técnicas de persuasión muy elaboradas. Por lo tanto que tendencias conservadoras con sus más variadas formas de discriminación lleguen a nuestras pantallas,es un hecho que debe descontarse Cuál sería la queja de nuestro autor; y de qué manera se satisfaría? Seguramente no impidiendo su proyección, ni tampoco con alguna manera de calificación… Como digo,me dí por enterado de esta película “El remanente·”en particular ,pero no alcanzo a descubrir su propuesta ,si la hay.

    Una vez más,gracias por el aporte de tus envíos. Abrazos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s