SUPERAR LA ODIOPATÍA

murillo

Por Julio Monsalvo

Formosa

En nuestra Carta anterior reflexionábamos sobre la Odiopatía, enfermedad contagiosa y mortal.

Decíamos que intuíamos la existencia de fuerzas oscuras que alimentan el odio.

Hoy quisiéramos hablar de luces que percibimos iluminando caminos de superación

No se trata de combatir a estos monstruos sino de reconocer más y más la Vida en cada lugar, en cada persona, en cada grupo… nos advierte nuestro amigo Roberto Zaldúa.

Cuando se ama en defensa propia, no importa que nos aceche el desamor, nos dice Mario Benedetti.

No enfrentar el odio con odio, sino vivir derramando Amor y Ternura.

Entendemos que vivir derramando Amor y Ternura, no es producto de una intelección ni de un acto volitivo, sino de una manera de ser-estar en el mundo que espontáneamente genera una actitud diferente.

La actitud de ser amable consigo misma/mismo, con las demás personas y con todas las expresiones de vida. Amable con el suelo, con el aire, con los ríos, lagos y mares, con la flora, con la fauna.

En un mundo donde prima el capitalismo, que explota y agrede sin miramiento alguno movido por su insaciable voracidad de lucro, parece ingenuo hablar de esta amabilidad integral.

Sin embargo no es para nada ingenuo, es una apreciación correcta de la realidad que justamente nos señala por dónde  tenemos que dirigirnos.

El capitalismo es producto de la cultura antropocéntrica, cuyas características esenciales son individualismo, competitividad, utilitarismo y dominio de lo patriarcal.

Lo que se nos señala es despojarnos de la cultura antropocéntrica e impregnarnos de la Cultura Biocéntrica.

Despojarnos de la cultura antropocéntrica para que la Humanidad continúe viviendo.

Impregnarnos de la Cultura Biocéntrica, es recuperar el sentirnos pertenecientes a la Madre Tierra. Somos Tierra, somos Agua, somos Aire, somos vida dentro de la Vida.

Al menos en los que andamos haciendo camino de saludables búsquedas, conviven en nuestro propio ser las dos culturas.

Muy valioso, indispensable, es la toma de consciencia de esta coexistencia de culturas para estar atentos a potenciar lo Biocéntrico.

Por otra parte, estamos convencidos que en el andar haciendo estos caminos de saludables búsquedas con otras personas, comunicándoNOS, compartiendo vivencias con sus luces y sombras, se va construyendo una comunidad.

Y en comunidad se potencia ese ser-estar en el mundo que se manifiesta en lo cotidiano en esa espontánea amabilidad integral.

Volvamos a la primera carta de este año, recordando la Convocatoria al 1er. Encuentro Internacional por la Vida, con Alegremia y Amistosofía (Cochabamba, 23-25/09/16).

Encuentro que es otra luz que ilumina pasos concretos al proponerse fundar “La Internacional de la Esperanza”, potenciando la sinergia alegremia-amistosofía.

Luis Weinstein, gran inspirador de este Encuentro nos dice en su libro La Amistosofía y el Arte de la Amistad:

La amistad es una actitud positiva, de acercamiento, de afecto, de compartir, de converger, de cuidado, de ayuda mutua, de promoción humana,  de  equidad, de respeto a la naturaleza, de posicionamiento de la condición humana, de búsqueda de la esencia, de la espiritualidad.

Hasta la Victoria de la Vida Siempre! + (PE)

Imagen. B. E. Murillo. Sevilla. 1617-1682

 SN 0071/16

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s