Después de 40 años: amenazan el derecho a la comunicación (V)

communicationEsperaban que fuera una ley fugaz

Por Carlos Valle (*)

Buenos Aires

La tensión y las expectativas creadas durante la II Guerra Mundial, a partir de decisión de lanzar la mayor ofensiva bélica por parte de las fuerzas aliadas en Normandía, el llamado Día D, están plagadas de tragedia, valentía, arrojo, devastación y no exenta de leyendas.

Esperando el Día D

La decisión tomada en el Senado de la Nación de discutir en plenario la Ley de Medios Audiovisuales el día viernes 9, se había ido tornado una especie de Día D para muchos. Unos lo veían como un día de victoria: la ley finalmente sería aprobada; para otros sería el día de una batalla en la que un triunfo no parecía percibirse en el horizonte, pero no por eso dejarían de dar batalla.

Una parte de la oposición, que tan estrepitosamente negó su participación en el debate en la Cámara de Diputados, ahora se abroqueló en la esperanza de ampliar ciertas grietas que parecían asomar en algunos artículos controvertibles de la Ley. Elisa Carrió prefirió aventar fantasmas: “En este contexto no se puede votar una Ley de Radiodifusión. Acá lo que está en juego es la libertad… Lo que estoy defendiendo es el periodismo libre de la Argentina y lo veo amenazado. A ver, todo el mundo le tiene miedo a Kirchner, pero Kirchner no está más. Es un fantasma. Le tienen miedo como le tenían miedo a Menem.” (Perfil, 04.10)

Otros, aún guardaban la secreta esperanza de que el senador Guillermo Jenefes de la provincia de Jujuy y dueño de medios, se negaría a permitir que la ley fuese tratada en plenario. Joaquín Morales Solá pareciera respetar el compromiso partidario del senador pero, una de cal y una de arena, “Definitivamente, el senador Guillermo Jenefes es un peronista cabal; la disciplina prevaleció sobre las ideas Firmó sin condiciones.” Pero, “Seguramente su provincia, Jujuy, fue amenazada con la advertencia de que no recibiría recursos nacionales en adelante.” (LN, 04.10) Mariano Grondona indica otros motivos “la sospecha de la “caja” sobrevuela, quizás en ocasiones injustamente, no sólo a ellos, sino también a otros cuyos votos en el Congreso han sido funcionales a la intención totalizadora del Poder Ejecutivo.” (LN, 04.10)

El oficialismo parecía confiar en que contaría con el número requerido para aprobar la ley sin necesidad de acceder a cambios. En sectores de la oposición se negaban a darle crédito a esa confianza. “Matemática pura, los números no cierran para que el Gobierno de Cristina de Kirchner se despreocupe por un eventual desempate de Julio Cobos en la votación en particular del artículo 161.” (Ezequiel Rudman, Ámbito Financiero, 04.10) Mientras tanto centraban su artillería en lograr producir modificaciones que hicieran volver el proyecto a la Cámara de Diputados. “Los Kirchner no quieren ningún cambio al texto que aprobó Diputados. Un solo cambio sería para ellos otra derrota. Esos cambios son reclamados por la oposición, incluso por algunos aliados y oficialistas, y quedaron expuestos en muchas de las exposiciones realizadas en el Senado.” (Eduardo van der Kooy, Clarín, 04.10). Morales Solá va más allá: “A la futura ley de medios audiovisuales le aguarda el fárrago lento y arduo de una compleja gestión judicial. Será, al mismo tiempo, una ley fugaz; un próximo gobierno la cambiará o hará una nueva.” (LN, 04.10

Contrariando la Ley de la Gravedad

Como ha sido desde el principio, y se ha ido acentuando con el correr de los días, más que la Ley lo que preocupa es el nombre Kirchner y su futuro político, por eso la artillería se concentra allí con un anunciado vaticinio de derrumbe estruendoso. “Los escépticos acerca del futuro de Kirchner lo ven avanzando “obcecadamente” hacia el precipicio que, finalmente, lo condenará” y “Lo que ha estado procurando Kirchner es remontar la cuesta del 28 de junio no ya para conservar el poder que todavía le queda, sino para “aumentarlo” hasta contrariar, si es preciso, la ley de gravedad.” (M. Grondona, LN, 04.10) “Nadie habla de la candidatura a la reelección de Cristina Kirchner, porque nadie la cree viable, y la mayor crítica que recibe la Presidenta es que le delegó el gobierno a su marido, con menos crédito social que ella” (Morales Solá, LN, 04.10)

No obstante, Jorge Rosales (LN, 05.10) destaca lo que está resultando muy paradójico para muchos “El ex presidente ha demostrado, herido y vapuleado como quedó tras las elecciones del 28 de junio pasado, que dará pelea hasta el final. Pero desnudó las carencias de la oposición, huérfana de reflejos e incapaz de hacer otra cosa que correr detrás de la iniciativa política del líder del oficialismo.”

Aunque después previene que no todo es tan sencillo porque han abierto fisuras en el gobierno. La incertidumbre pareciera producir cierta inquietud “Pero otros, al subrayar la insólita perseverancia que aún lo guía, se preguntan por su parte si, dada su impar sed de poder, no logrará imponerla contra los tímidos intentos de una oposición que, habiéndolo vencido ampliamente en las últimas elecciones, aún no atina a rematarlo políticamente.” (M. Grondona, LN, 04.10)

El año 2011 aparece reiteradamente en el horizonte. “Para Néstor Kirchner, la aprobación de la nueva ley es algo esencial para su proyecto de reelección en 2011. El próximo ítem habrá de ser la reforma de los partidos políticos. La idea es que esto también tenga un tratamiento parlamentario rápido.”, asegura Nelson Castro (Perfil, 04.10) En este contexto vuelven tener características dramáticos en los medios dos temas que, de tanto en tanto, emergen como transitorias modas.

¿Algo más contra la Ley?

El diario Clarín, que decidió a último momento participar de las audiencias propuestas por el Senado, emitió un mensaje llamado “64 años creyendo en el país y construyendo medios argentinos” – que repite cada día en su página de Internet- donde hace una larga justificación de su cometido y la validez del mismo.

Por supuesto, es muy crítico de la Ley: “Coincidimos en que la democracia se debe una nueva ley de radiodifusión. Este proyecto pregona la democratización pero consagra un poder discrecional sobre los medios. Además busca atomizarlos y debilitarlos. Para que no se escuchen y dependan de las dádivas oficiales. O directamente para acallarlos.” Defiende su negocio: “Este proyecto deja a los medios en estado de precariedad absoluta, al no respetar las licencias vigentes, algo que ni siquiera sucedió en Venezuela. Y autoriza que la única red de radio y TV que llegue a todo el país sea la del Estado.” De todas maneras, pareciera que no puede hacer otra cosa que terminar afirmando: Confiamos en que el debate legislativo pueda servir para tener una mejor ley, que permita preservar la libertad de expresión, el desarrollo de la industria audiovisual y el acceso de más ciudadanos a los nuevos medios.

“La Mesa de Enlace se pronunció ayer a favor de un debate más “amplio y democrático” sobre la nueva Ley de Radiodifusión que el viernes debatirá el Senado. Y advirtió que los tiempos precipitados que el Gobierno impuso en el Congreso para discutir este tema esconderían en realidad una estrategia para generar un sistema de medios de comunicación “afín a su gestión”. Tal es resumen que Clarín (06.10) hace de la declaración de la Mesa de Enlace, a las puertas de su reunión en el nuevo Ministro de Agricultura. Sin embargo, no pudieron ponerse de acuerdo para participar de una movilización contra la Ley a la que se opuso la Federación Agraria.

La movilización mencionada tenía tres auspiciadores ciertamente peculiares apoyados por otras tantas asociaciones, Argentina Ciudadana, Argentina Sin Mordaza, el MIJD de Raúl Castells. Con una asistencia que se estimó en unos cientos hasta quienes hablaron de miles, que fueron así recibidos: “Queremos agradecer a la gente del campo que nos acompaña.” Frente a la fachada del Congreso Nacional esbozaron una declamada conciencia democrática que se desdibujó en los repetidos discursos de los mencionados convocantes.

Alfredo De Angelis, “el demócrata De Angeli amenazó a los senadores que piensen votar a favor de la iniciativa oficial que “no van a poder caminar en la plaza de su pueblo”. “Nunca nos vamos a olvidar de lo que votaron; van a ser señalados”, exclamó el empresario agropecuario.” (Crítica, 06.10) Entre la calificación de “demócrata” y “empresario agropecuario”, solo se desnudaron sus repetidas amenazas totalitarias.

Raúl Castells – cuyas palabras casi ningún medio recoge- tras expresar que “los de derecha, los de izquierda y los independientes tienen derecho a expresarse”, había asegurado que “la ley de Videla y la ley de Kirchner son, en esencia, la misma cosa” (Página 12, 07.10)

El discurso del rabino Sergio Bergman, muestra que hace tiempo ha dejado a un lado la rica sabiduría bíblica por la especulación cacofónica en frases dignas de los avisos publicitarios. Sus ambiciones políticas pergeñadas en difusas afirmaciones generales, que no se refieren a ninguna situación en particular, desnudan sus intenciones cuando toca temas puntales: “Vamos a apoyar a los senadores que sí están defendiendo las instituciones y que nos acompañan en esta gesta republicana. Además, sabemos que el Poder Ejecutivo va por todo para quedarse con todo”. “En poco tiempo, todo lo que vas a poder ver es canal 7”. “Así como dibujan los números del Indec, ahora van a dibujar la realidad.”

Entre rumores y esperanzas

Bajo el título “Una tregua con el campo para dar otra batalla”, Morales Solá anuncia sus pronósticos sobre lo que viene: “La primera novedad…es la decisión política de continuar con la ofensiva contra el periodismo. Versiones que no han sido confirmadas indican que el Gobierno iría, luego de lograda la nueva ley de medios audiovisuales, por otra de propiedades de medios periodísticos. Sólo se sabe que un rumor en tal sentido se propagó profusamente en ámbitos oficiales y legislativos, pero no hubo ninguna confirmación para nadie por parte de los que mandan.” (LN, 07.10)

En las trajinadas jornadas mucho tiempo se dedicó a incrementar las críticas al gobierno y desvalorizar las propuestas de la Ley. Sin reparar que en la Ley se han rescatado muchas de las iniciativas elaboradas en años de la democracia, provenientes de una buena parte de los grupos políticos. De todas maneras estos largos días, están libre de sabor amargo. Los aportes y la dedicación de tantos grupos porque la comunidad toda pueda tener acceso a la comunicación y la cultura que crea el pueblo pueda compartirse no ha sido en vano. La riqueza del diálogo, el disenso que abre la oportunidad de abrirse a nuevas propuestas y reconsiderar las propias, conocer verdades ocultas o intereses particulares, esto y mucho más vio la luz. En pocas horas sabremos si, tanto trabajo y dedicación, reflexión y aporte de tantísimos grupos de la sociedad civil, abren la puerta a nuevo camino de comunicación democrática. + (PE)

(*) Teólogo, con estudios en Alemania y Suiza. Pastor (j) de la Iglesia Metodista Argentina. Director del Departamento de Comunicaciones del Instituto Superior Evangélico de Estudios Teológicos (ISEDET), Buenos Aires, 1975-1986. Presidente de Interfilm, 1981-1985. Secretario General de la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC), Londres, 1986-2001. Autor de los libros Comunicación es evento (1988); Comunicación: modelo para armar (1990); Comunicación y Misión; En el laberinto de la globalización (2002).

Comentarios y opiniones pueden ser enviados a Carlos Valle valleferrari@gmail.com

Nota. El presente artículo es el  quinto de una serie de seis preparada por el Pastor Carlos Valle con el título general “Después De 40 Años: Amenazan El Derecho A La Comunicación”. Cada nota encara un aspecto particular de la temática propuesta.

Los cuatro  publicados se refieren a Recuerdos de la dura lucha por aprobación de la Ley de Servicios Audiovisuales (26522;) La Lucha por el poder y  Múltiples estrategias contradictorias en la batalla; Oposición a todo proceso de cambio democrático

 Despachos  SN 0086/16. SN 0095/16;  SN 0098/16;  SN 0102/16

 

SN 0112/16

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s