Dos Libros De Washington Uranga En La Feria Del Libro

washington_uranga_foto

Pensar nuevas estrategias

“Lo que estamos intentando es problematizar la comunicación más allá de los medios, no para negarlos, pero sí para asumir que la comunicación es básicamente dos cosas: relación entre sujetos y un derecho humano fundamental. Y que eso, no importa la coyuntura, requiere de prácticas políticas que vinculen comunicación y acción política”, plantea el periodista, docente e investigador especializado en Comunicación Washington Uranga.

Pero a la hora de pensar la comunicación no lo hace de forma individual, sino colectiva. La comunicación siempre es relación con los otros y para problematizarla es necesario tener en cuenta los procesos colectivos. De la misma manera, Uranga reconoce que su modo de entender la comunicación es una construcción en conjunto con sus pares, sus colegas, es decir, el campo académico, universitario y el de las organizaciones sociales.

Estas ideas atraviesan los dos libros que el periodista presentó en la Feria del Libro: Conocer, transformar, comunicar y La incidencia como camino para la construcción de ciudadanía -que lo tuvo como coordinador junto a Héctor Thompson-, que forman parte de la colección “Comunicación y Ciudadanía” de la cooperativa de trabajo Editora Patria Grande.

Según el autor, el primer libro es una propuesta para pensar la comunicación desde la “sencillez que supone el encuentro cara a cara con el otro”, sin perder la complejidad político–cultural que hoy entraña la comunicación masiva. El texto se inscribe en la tradición del pensamiento latinoamericano sobre la comunicación.

El segundo, en tanto, intenta aportar herramientas para que las organizaciones sociales se las apropien y puedan trabajar de manera más efectiva en prácticas de incidencia política.

“Organizarse permite proyectarse, crear horizontes, buscar alternativas de manera conjunta con otros y otras. Hay organización si hay edificación de objetivos, búsqueda común en la construcción de nuevos escenarios. La idea es trabajar la comunicación desde y con la sociedad civil. Estamos convencidos de que la construcción política se hace desde ahí”, considera Uranga.

De hecho, el proceso que desembocó en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) –hoy cercenada por el macrismo– fue una construcción colectiva desde las bases. La incidencia… se trata de un trabajo colectivo realizado con un grupo de docentes, investigadores y estudiantes de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata.

Durante la charla, que sucedió en la sala Roberto Arlt, Uranga no estuvo solo. Lo acompañaron el periodista de Página/12 Mario Wainfeld, la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (UNLP), Florencia Saintout, y la directora de la Maestría en Comunicación Estratégica de la UNR, Sandra Massoni.

En líneas generales, todos pusieron el foco en la importancia de la relación entre comunicación y políticas públicas, y mostraron su preocupación por el actual contexto desfavorable en materia de derecho a la comunicación y libertad de expresión. Aunque también reconocieron que el clima político es una oportunidad para el debate y la acción. “Ahora estamos en un momento muy difícil. Pero tenemos que mantener vivas determinadas maneras, determinadas insignias y luchas, y también mantener medianamente indemnes algunas trayectorias”, propuso Wainfeld.

“La historia tiene momentos de auge y otros que no tanto, pero la historia es un continuum”, siguió Wainfeld. “Uno la construye mirando a un costado y también mirando en el horizonte. Y tal vez uno encuentra en el pasado, en las referencias, en lo que supo hacer, modos de tratar de afrontar el futuro. Por ejemplo, con respecto a la LSCA, hay dos aspectos que confluyen: un papel antimonopólico y su aspecto de promoción y protección de otras voces, de voces alternativas.

Tal vez la trayectoria de Washington esté más ligada a la segunda que a la primera y tal vez esta sea una etapa en que todas esas trayectorias y saberes recobren vigor y vigencia, en un momento en que precisamente la tutela del Estado tiende a desaparecer”.

Para el analista político, estos libros “no son para leer en el colectivo, son libros exigentes, arduos, para subrayar, volver, acotar y plagiar (risas), que es algo que hacemos los periodistas. Y estos libros son parte de un caminar conjunto, de la propuesta de que no hay acto noble que no sea colectivo ni hay acto y colectivo que empiece en un momento determinado; y que en definitiva la mejor forma de reconocerse entre todos, o aquellos con los que nos queremos juntar, están siempre de algún lado”.

La idea madre que atraviesa a los libros es entender a las políticas públicas en materia de comunicación como herramientas indispensables de gobernabilidad. “Las políticas sociales son un espacio de lucha, de disputa, de construcción de sentido, no podemos resignarlas”, resaltó Uranga.

“Efectivamente hay una derrota cultural, una derrota simbólica. Pero creo que eso hay que reconfigurarlo en el espacio, porque no sólo sucedió en Argentina, sino también en América latina”, analiza Uranga.

En este sentido, la universidad pública –ámbito en el que, en gran medida, se enmarcan los libros– es un territorio esencial para el debate. “En este tiempo histórico, desde las universidades nos preguntamos cómo vamos a hacer para seguir si nos están llegando unas facturas que nos dicen que el presupuesto nos va a permitir funcionar hasta agosto. Una vez más volvemos a defender la educación superior como un derecho. Y estos libros, también paridos en la Universidad, tienen en este contexto un valor particular”, introdujo la decana Florencia Saintout.

“Estos dos libros están atravesados por tres dimensiones, por tres grandes preguntas: ¿Cómo se transforma el mundo, partiendo de la base que tiene que ser transformado? ¿Qué tiene para aportar la comunicación, desde dónde se inscribe en la transformación del mundo? ¿Y qué lugar tiene el conocimiento, con quiénes conocemos, para qué?”, analizó Saintout. Según ella, este análisis plantea la plataforma de la ciudadanía y sus derechos. Y lo vinculó con el Frente Ciudadano propuesto por la ex presidenta, Cristina Kirchner. “El poder ciudadano reaparece cuando se retira el Estado, y estos libros proponen un camino. La transformación no sucede porque sí, precisa decisiones”. + (PE/Página 12)

El artículo fue publicado en el matutino Página 12 en su edición del miércoles 4 de mayo de 2016.

Foto Washington Uranga. uruguayo.  Tomada de la página de la CTA

SN 0160/16.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Dos Libros De Washington Uranga En La Feria Del Libro

  1. Completamente de acuerdo. “La transformación no sucede porque sí, precisa decisiones”.

    El mundo se pierde cuando las decisiones las toman quienes gobiernan con la vista puesta en sus propios beneficios y despreciando a quienes van a padecer los daños que ocasionan.

    La humanidad es una gran família. En los hogares, los hijos gozan o padecen las decisiones que toman los padres. En las naciones el pueblo goza o padece las decisiones de quienes las gobiernan. Y la humanidad entera goza o padece lo que gozan o padecen los pueblos. Por eso hay que pensarlo bien antes de depositar una papeleta de voto en la urna.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s