Rechacemos la tolerancia, exijamos el respeto

reemb I

Por Carlos Sterin

Buenos Aires

Tolerar: en latín “soportar”. Eso no es a lo que debemos aspirar, como cristianas y cristianos, en nuestra sociedad. Pensemos en respetar. A todas y todos. Pensemos en ver a la otra y al otro y reconocerlos como un par. Para ello debemos bregar por leyes inclusivas, que nos fortalezcan en nuestros derechos y en su cuidado. Por ello para sentir que RESPETAMOS a los ciudadanos, tenemos que pensar en TODAS Y TODOS.

El pago a holdouts, el endeudamiento externo contra la garantía de la coparticipación federal de impuestos, la quita de retenciones al campo, no gravar la renta financiera pero sí gravar los sueldos y aguinaldos, etc. no son medidas que comparto, pero me preocupa mucho más ver cómo estas decisiones del poder concentrado -Poder Ejecutivo, el Congreso y el Poder Judicial- nos llevan en ese sentido por el camino:

  • El decreto 721/16 delega en los jefes de las Fuerzas la mayoría de las designaciones y cambios de destinos de oficiales, y el pase a retiro y bajas de sus miembros. “Más preocupante aún es que se autoriza a las Fuerzas la designación de los responsables de la formación de los nuevos oficiales y suboficiales, sacándolo del poder civil, lo que representa un grave retroceso en el paradigma de formación en valores democráticos a los nuevos militares”… “esta disposición se da en el marco de un retroceso en las políticas de derechos humanos que se fueron construyendo durante los últimos años”.
  • El decreto 656/16, del 6 de mayo, que derogó buena parte de un decreto de julio del año pasado, el 1311/15. Al derogar el “régimen de administración de fondos” de la AFI (Ex SIDE) sin reemplazarlo por uno nuevo, todos los recursos volvieron a ser confidenciales, desde los gastos en tareas de seguimiento y vigilancia hasta la compra de resmas de papel y café. Los fondos de la Agencia, con un presupuesto de 1450 millones de pesos para 2016, se convirtieron, al menos en potencia, en una caja negra.
  • El fallo del 7/6/16 de la CSJN dictado en la causa “Orellano, Francisco Daniel c/Correo Oficial de la República Argentina S.A. s/ juicio sumarísimo”, con la firma de los jueces Lorenzetti, Highton de Nolasco y Maqueda, la Corte Suprema resolvió que no son legítimas las medidas de fuerza promovidas por grupos informales ya que el art. 14 bis de la Constitución Nacional y las normas internacionales sobre derechos humanos solamente le reconocen el derecho de declarar una huelga a los sindicatos, es decir, a las organizaciones formales de trabajadores. Esto monopoliza en ciertos sindicatos oficiales la defensa del trabajador que antes de este fallo podía ser promovida por delegados, comisiones y colectivos no reconocidos por el gobierno.
  • El proyecto de blanqueo y pago a jubilados (paquete de ley que postula declarar la emergencia en materia de litigiosidad previsional y el establecimiento del denominado “Régimen de sinceramiento fiscal” que contempla la implementación de un “Sistema Voluntario y Excepcional deDeclaración de Tenencia de Moneda Nacional, Extranjera y demás bienes en el país y en el exterior”). El texto contempla el pago a los jubilados que tienen sentencia firme y la recomposición de los haberes mal liquidados en los últimos años, lo que beneficiará a más de dos millones de ciudadanos de la clase pasiva, y la creación de una pensión universal de vejez. Para solventar este pago el Gobierno utilizará los intereses que se cobren por el pago al blanqueo de capitales, y las utilidades del Fondo de Garantía de Sustentabilidad que genera unos 75.000 millones de pesos anuales. Esto es desfinanciar y destruir el sistema de Seguridad Social para el futuro para justificar luego medidas de licuación y postergación de beneficios.
  • Pobreza: creció en los primeros tres meses. Hay 1.400.000 más pobres y a fin de mes se proyecta duplicar esa cifra.
  • Desempleo que sigue creciendo y entre el sector oficial y el privado ya superan 200.000 nuevos desempleados, en el marco del veto presidencial a la “ley antidespidos” sancionada por el Congreso.
  • Licuación de sueldos con paritarias debilitadas que hicieron caer el poder de compra de los sueldos: “un nivel de recomposición salarial que llegaría al 18,01 por ciento para el primer semestre”, con el índice de precios minoristas subió un 24 por ciento en los últimos seis meses. ¡Más el arrastre de inflación de diciembre!
  • “Sinceramiento” de shock de tarifas en muchos puntos del país, que asfixian a los más humildes y a los asalariados, afectando el consumo básico y la calidad de vida.

Es decir, acciones coordinadas, consensuadas entre los tres poderes de gobierno, difundidas con apoyo de una prensa complaciente y funcional, dirigidas a debilitar al pueblo en su capacidad de defensa a través de colectivos y con una peor alimentación dada la licuación de sus salarios. Un pueblo disciplinado por el temor a estar peor, y por la incertidumbre, necesita de la visión profética de sus iglesias, de sus pastores y de sus líderes.

Rechacemos la tolerancia que pregonan, exijamos el respeto que merecemos.+ (PE)

Foto. Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669)

SN 0218/16

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s