Un reportaje ineludible

CKF en Nodal

 

Por Roberto Caballero (*)

Habló CFK con periodistas profesionales -entre ellos, Pedro Brieger, director de NODAL-, y fue un soplo de aire fresco informativo ante una agenda noticiosa dominada por siniestros vejámenes colectivos presentados como situaciones irreversibles o naturalizadas al extremo por el sistema concentrado de medios, cruel infantería de sentido de los dueños del poder y del dinero de América Latina.

La historia, la geopolítica, la economía global y la política de entrecasa fluyeron en las dos horas de conversación en El Calafate, donde CFK volvió a afirmarse como lo que es: una estadista en un país y una región donde no sobran los estadistas que hablen con claridad y pretensión de igualdad y soberanía, sino los justificadores seriales de un patrón de acumulación que hace a los ricos más ricos y a los pobres más pobres, como destino manifiesto no impugnable.

Donde gobierno, poder económico y dominación imperial se confunden hasta el infinito argumentativo, y los regímenes de promoción social ascendente y sus políticas y leyes (en Argentina, pero también en Brasil, o Venezuela y Ecuador) son expuestos de modo canallesco como asociaciones ilícitas por los verdaderos apropiadores y fugadores de la riqueza de los pueblos.

Ocho meses de gobierno neoliberal en la Argentina fueron suficientes para dotar a la palabra de CFK de un marco político impensable que proyecta su voz más allá de las fronteras del país, y la coloca en una perspectiva internacional que no alcanza ninguno de sus detractores de cabotaje. Basta con asumir, con dolor, que para el Bicentenario de la Independencia nacional, Macri no logró convocar ni a un solo Jefe de Estado de aquí o allá, sino apenas al ex monarca español que alguna vez quiso callar de modo autoritario a Hugo Chávez.

El boicot a NODAL no es una casualidad ante este escenario. Se inscribe en los múltiples ataques a la libertad de expresión que la derecha continental implementa para silenciar a los medios y los periodistas que tienen para decir a sus sociedades democráticas algo que interese más allá de la renta y los privilegios que los dueños de casi todo defienden con uñas y dientes.

La entrevista con CFK que ustedes tienen oportunidad de leer hoy es un testimonio de época invaluable. Son pocas las personas que pueden hablar desde donde ella lo hace: la experiencia de gobernante de un país complejo y enmarañado, que en pleno Siglo XXI se animó a correr los límites de lo posible desafiando los manuales de “buenas prácticas” tuteladas por los centros financieros del poder mundial.

Sabemos cuáles han sido las consecuencias. Las vivimos. Antes y ahora. Las buenas y las malas. Sabemos menos, quizá, de cómo piensa quien las impulsó, desde qué perspectivas, sobre qué certezas y basada en qué cosas, aunque para muchos parezcan obvias. No lo son, nunca lo fueron. CFK ya no tiene el bozal de la gestión.

Por eso estamos en presencia de un reportaje de ineludible lectura. Para el resto, sobran los diarios que en cadena repiten que el mundo se mueve gracias a los artículos del Código Penal. Por suerte, también, existe el juicio de la Historia y sus inasibles derivaciones, aún para aquellos que suponen, cada tanto, que pueden controlar el futuro en su propio y exclusivo beneficio. + (PE/Nodal)

(*) Periodista

Publicado en Nodal bajo el título CFKenNodal: Opiniones de Roberto Caballero, Ricardo Forster y Orlando Pérez Ver SN 264/16

SN 265/16

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s