No todo está dicho sobre el terrorismo

Traore

Por Domingo Riorda

Argentina

La presión de la versión mediática occidental instala la unilateridad de la lectura e imagen del terrorismo. Algunas variantes sobre su interpretación no consiguen sustraernos de la calificación sobre quiénes son los buenos y quienes los malos.

Aminata Traoré,56 años, Ministra de Cultura y Turismo de Malí entre 1997 y 2000, postulada a presidenta y candidata a Secretaria General de la ONU es una excelente analista y viajera incansable para la defensa de la  autonomía de los países y los pueblos de África,

“¿Cómo analiza el fenómeno terrorista que asola África y todo el mundo?” le preguntaron Alex Anfus y Elodie Descamps en una reciente entrevista publicada en Rebelión.  Con su rigor de investigadora apela a analizar “rigurosamente” las causas y repreguntó “¿Por qué ahora? ¿Y por qué por todas partes?”

Su contestación fue porque “se han globalizado la injusticia, la desesperación y el desprecio” Ejemplificó apelando a que las consecuencias de las políticas de ajuste estructural del año 90 que hizo sonar  el timbre de alarma que “cada año, en la mayoría de nuestros países hay entre 100.000 y 200.000 jóvenes diplomados que llegan al mercado laboral y el modelo económico no crea empleo” por el contrario “se elimina empleo” por lo que al interrogante de ¿Qué se puede hacer? “los jóvenes solo pueden elegir entre el exilio y el fusil” Agrega que este panorama está “vinculado intrínsecamente al lamentable fracaso de un modelo de desarrollo económico que Occidente no quiere cuestionar

Sobre que los “medios y analistas” sostienen que “el yihadismo emanaría directa y principalmente de la religión” Aminata Traoré dice que si fuese asi “¿por qué no surgió mucho antes ese pensamiento del radicalismo religioso? Fue a partir de las décadas de los 80 y 90 cuando numerosas personas abandonadas por culpa de las políticas neoliberales fueron a las mezquitas y al Corán a buscar respuestas al desempleo y a la exclusión. Si no hubiese sido así, en Irak los generales de Sadam Hussein no habrían encontrado islamistas en Abu Ghraib para sentar las bases del Dáesh. ¿Cómo llegaron a introducirse en los suburbios y en los medios pobres? ¿Por qué fascinan también a la «clase media»? Hay un vacío ideológico abismal que se niega a admitirlo”

La intelectual maliense afirma que, si los pueblos dispusieran de más justicia, más empleo y más respeto se podrían garantizar la paz y la seguridad, “pero eso supondría que los que dominan deberían renunciar a parte de sus privilegios. No pueden. Eso sería hacerse el harakiri reconociendo que se equivocan”

Al no crearse empleo y no responder a las demandas sociales se pregunta a quién beneficia y se responde tajante “A las multinacionales, pero también se pegan un tiro en el pie cuando ya no pueden ir a los lugares donde explotan los recursos naturales. Los yihadistas son conscientes de ese reto y su objetivo son los mismos recursos, en particular el petróleo”

Establece que “A fuerza de hacer oídos sordos… nos encontramos atascados por todas partes en los asuntos institucionales y en unas políticas de sustitución de los protagonistas sin cambio de paradigma”. Propone que para disfrutar de la paz, “una paz auténtica y estable”, y de la seguridad humana,“que no hay que confundir con la «segurización»,” hay que introducir en el debate los asuntos mineros, petroleros, entre  otros, y “Garantizar la seguridad humana a los individuos por medio del empleo, la sanidad, la educación y otros servicios sociales básicos considerados gastos improductivos”

El paralelismo con el nuevo panorama del continente y específicamente de Argentina es tal que Traore tambié responde a la pregunta si “¿Cree que el proceso de democratización se ha quedado en la superficie?”

Reponde que “Me parece difícil encontrarme en un panorama político de entre 150 y 250 partidos. Europa sabe perfectamente que no puede haber democracia con semejante desmenuzamiento del campo electoral sin un auténtico contenido ideológico. ¿Cómo salir de esta «democracia» teledirigida, financiada y supervisada de cerca, según los países y los asuntos, por Bruselas, París y Washington?” +(PE)

SN 273/16

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s