Hace 45 años Vox Dei editaba la Biblia

Vox Dei

Durante todos los lunes de julio de 1971, el grupo que se había animado a ponerle música al texto sagrado actuó frente a auditorios llenos en los que se veían pantalones Oxford y sotanas. Ricardo Soulé, Willie Quiroga y Yody Godoy recuerdan la grabación con lujo de detalles. Resume el copete la excelente nota del periodista Gabriel Cócaro publicada en el matutino Página 12 el domingo 31 de julio de 2016

La empresa fue realizar una obra basada en la Biblia. El momento de la historia era “En aquella época el país estaba gobernado por una dictadura militar, la autodenominada Revolución Argentina. La represión provenía tanto de las esferas estatales como de otros estamentos de la sociedad que acompañaban dicho autoritarismo”, según le recuerda Soulé al periodista Cócaro . “Nosotros pertenecíamos a un movimiento opuesto al sistema. .. íbamos detrás un sueño. Ningún obstáculo era suficiente para detenernos” manifiesta  Godoy.

Soulé lo propuso a sus compañeros en un viaje en colectivo. Elaborada en conjunto la lírica corría por cuenta de Soulé que luego propondría a sus compañeros. Cuenta que, con Graciela, su esposa, “pasamos nuestra luna de miel en un departamento de un ambiente, ubicado en la calle Zelaya, pergeñando las letras de las canciones” “Ella, en una máquina de escribir Olivetti, tipeaba unos resúmenes que yo llevaba a los chicos para contarles cuál era la temática de cada pieza”. El rock se alimentaba con lo que se denominaba música sacra “Creaciones como el Réquiem de Wolfgang Amadeus Mozart, o las pasiones de Johann Sebastian Bach me resultaron muy inspiradoras” “El espíritu de la obra era de raíz barroca, pero bajo un soporte de guitarras eléctricas”.

“Aquellas canciones empezaron a adquirir su forma definitiva durante extenuantes jornadas de ensayos” acota el periodista Gabriel Cócaro . “Una noche estábamos trabajando en casa. Mi mujer nos acercó la cena e hicimos un alto. Luego, continuamos y paramos recién al otro día cuando nos trajo el desayuno”, declara el bajista. “En el proceso de gestación del disco, compartimos infinidad de situaciones cotidianas. Éramos un grupo y también una familia”, agrega Godoy.

En el artículo de Cócaro aparecen situaciones magnificas. Una de ellas es cuando comenta que “La creación del mundo, relatada en el primer libro del Antiguo Testamento, se reflejó en ¨Génesis¨. La pieza, que comenzaba con la sutileza de un susurro y terminaba con el cuarteto desplegando todo su potencial, abría con un silogismo memorable: ¨Cuando todo era nada, era nada, el principio. Él era el principio y de la noche hizo luz. Y fue el cielo y esto que está aquí. “El tema nació durante un ensayo en la casa de Rubén¨¨, dice Soulé. ¨Después de filosofar un largo rato acerca de cómo nos imaginábamos el origen del cosmos, empecé a hacer una línea de bajo¨. ¨Los muchachos se sumaron y así surgió¨, complementa Quiroga. A la hora de registrarlo, Basoalto tocó una batería Ludwig cedida por Oscar Moro. La historia de Moisés, el hombre encomendado por Dios para liberar al pueblo hebreo del yugo egipcio, estaba narrada en el opus homónimo. “Lo hicimos en La Manzana, un boliche de Billy Bond que usábamos como sala de ensayos”, precisa Soulé. “La letra se terminó en el estudio de grabación con algunas apostillas mías”, aporta Godoy. La canción poseía ciertos aires autóctonos, producto de un cuidado arreglo vocal. “Antes de dedicarme al rock tocaba en un grupo de folklore. Allí aprendí a combinar voces de tonalidades diferentes”, cuenta Willie. Todo ese conocimiento lo invertí en Vox Dei¨”

Cócaro comenta que “El trabajo estaba casi terminado cuando el cuarteto fue convocado a una reunión en la Curia Metropolitana. La Iglesia deseaba conocer los versos de aquellas canciones y Álvarez necesitaba la aprobación de la institución para evitar cualquier tipo de censura una vez que el disco estuviera en la calle. Los muchachos de Quilmes se encontraron con el Monseñor Emilio Teodoro Grasselli, secretario del Cardenal Antonio Caggiano, por entonces Arzobispo de Buenos Aires. “La obra no tenía ningún matiz ‘censurable’, por eso nunca se nos ocurrió pedirle permiso a nadie para hacerla”, asegura el bajista. El clérigo (décadas más tarde acusado por organismos de Derechos Humanos de realizar tareas de inteligencia para los militares durante la dictadura) recibió las letras de mano de Soulé. “Cuando leyó la primera estrofa del ‘Génesis’ su cara se transformó”, describe Willie. “Luego lo miró extasiado a Ricardo y le dijo: ‘me hubiera costado horas explicar cómo fue la creación del mundo y vos, con apenas un silogismo, lo conseguiste’”. Días después del cónclave, el conjunto recibió la aprobación del prelado junto a una carta de su autoría (incluida en la primera edición del vinilo) que instaba a los jóvenes a acercarse a La Biblia a través de la placa”

La presentación fue en el Teatro Presidente Alvear “los cuatro lunes de julio de 1971” La masiva asistencia del público obligó a que la policía tuvo que cortar el tránsito. La descripción fue que a los habituales seguidores de la banda quilmeña se unieron “curas, monjas y alumnos de colegios religiosos”

Cócaro aprecia que “A cuarenta y cinco años de su lanzamiento, La Biblia no perdió un ápice de vitalidad. Sus canciones, bellas y conmovedoras, siguen haciendo de este mundo un lugar menos inhóspito” Agrega el comentario de Soulé quien no tiene dudas al decir  “Dar a luz ese trabajo fue un regalo de Dios”.+ (PE)

SN 279/16

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s