La cantata del Gallo Cantor evoca los Fusilamientos de Trelew

 

 Gallo CantorLa Cantata de Juan Gelman y “Tata” Cedrón

Ocurrido los fusilamientos de Trelew, el gran poeta Juan Gelman empezó a escribir poemas sobre esa masacre. Uno de ellos, que tituló “Glorias”, lo inspiró al músico Juan “Tata” Cedrón  para  construir  La Cantata del Gallo Cantor, la triste y conmovedora historia de lo acontecido en Trelew aquel trágico 22 de agosto de 1972. Reproducimos algunos fragmentos de cómo lo vio el “Tata” Cedrón que se relatan en el libro “Cuarteto Cedrón. Tango y Quimera” editado por Corregidor, 2010.

“Yo tenía una copia de esos poemas que todavía no estaban publicados -cuenta Cedrón- .Eran copias a máquina. Juan solía darme poemas que estaba escribiendo, me los hacía leer. En este caso me dio todo el paquete, eran poemas que estaba escribiendo en ese momento. Entre esos poemas había uno que se refería a Trelew, los otros no. Quise hacer la cantata. Hice la selección, le di un orden a los poemas, les puse música. Todas esas canciones fueron hechas en un mismo momento, en pocos días, dos, tres, cinco días. Mi idea era unir las canciones, aunque se trataba de canciones separadas. Las junté después de una manera bastante elemental, según lo que me parecía que podía tener un ritmo. No quise caer en lugares comunes, encadenarlo todo como si se tratara de una sola obra. Se trata más bien de pequeños cuadros, están cortados, están puestos unos al lado de otros y los tocamos sin esperar”

El Gallo II

Sobre como trabajó con los otros músicos relata que “Los arreglos fueron hechos por los cuatro en conjunto, con César, Miguel y Sarraute. Siempre traje temas muy elaborados desde el punto de vista de la parte cantada y de la estructura armónica, traía ideas sobre lo que debían ser los ritmos y tocándolos salían cosas. Después se los daba, trabajábamos juntos, iba definiendo “esto sí, esto no”, y el arreglo lo hacíamos tocando. Tocábamos de memoria, sin escribir, tocábamos todo el día, los aprendíamos, éramos jóvenes, no nos fallaban las neuronas”

.Después presentaron esos temas en Rawson, Chubut. Tiempo después fueron a Europa. Ahí grabaron en el estudio Davout. “Fue la primera vez que grabamos en París. François Rabbath participó con el contrabajo en uno de los temas. Era un gran amigo, lo habíamos conocido en Argentina en 1971 con Paco Ibáñez, había estado con nosotros en el Taller de Garibaldi. Paco Ibáñez también participó. Le gustó el material. Espontáneamente. No había problema de nombre. Paco aparece atrás como músico invitado. No aparece adelante. No vendíamos nombres. El día en que grabamos también estuvo Jaime Torres que estaba de paso por París. Vino al estudio”

Regresaron a a Buenos Aires. “Tocamos la Cantata en un teatro del centro, en Esmeralda o Suipacha, no sé. Cantamos la Cantata a fines del año 1972. El día en que tocamos, estaban el pelado Ortega Peña y Duhalde en primera fila. No había mucha gente”

Gallo III

Al preguntársele como fueron las reacciones comenta que “Todo era muy doloroso, muy triste, muy duro. Nos pareció que había que hacerlo. Lo hice como músico. Al margen de mis actividades militantes… ese concierto no tenía como meta la denuncia, queríamos cantar. Yo nunca pensé en eso, en el “porqué”: lo hicimos. No pensábamos que corríamos un riesgo…estoy hablando del año 72, no del 73. Lo de Trelew había ocurrido recién. Recién se había matado, fusilado”

Ocurrido los hechos fueron inmediatamente a tocar a Rawson. “se decía, había rumores de que iban a seguir matando gente. Decidimos convocar a artistas para hacer conciertos, movilizar con las canciones a periodistas para lograr entrar a la cárcel. Me ocupé de invitar, de la organización”

No pudieron entrar a la cárcel pero si tocaron “ Venía la prensa, les decíamos que no nos dejaban entrar. Nos pidieron que nos sacáramos la ropa, dijimos que sí, pero al final igual no quisieron dejarnos entrar. Hacía frío. Parábamos en casa de compañeros. Tocamos la cantata en una casa, un pequeño club”

En esa entrevista del 2010 le preguntaron a Cedrón si seguía vigente la cantata. Respondió que “Para mí sí, musicalmente. Nunca fue una cosa de protesta, de denuncia, fue un hecho real que pasó y lo hicimos aparte de la militancia. Pero la puedo cantar de vuelta. Es muy dura, pero yo la cantaría de vuelta, sí…”

Agregó que “Es una obra de arte, como si fuese… El otro día estuve pensando en cómo podría representar el estilo del Cuarteto, lo que sería la imagen del Cuarteto, para mí sería Goya, no Picasso, Goya” – ¿Como los grabados?-  “Como los grabados, o como los fusilamientos. Para mí la cantata es el fusilamiento de la Moncloa. Es un cuadro. Y va a durar. Se puede cantar, sí por supuesto. Algún día la cantaré. Ojalá que pueda. Es un problema de voluntad” (PE)

SN 308/16

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s