Orden de arresto para Amy Goodman

dakota

El Estado de Dakota del Norte expidió una orden de arresto a la reconocida periodista estadounidense Amy Goodman por el “el cargo de entrada ilegal” un delito menor con penas de 500 dólares y/o 30 días de cárcel.

La orden de arresto encubre la amenaza por la cobertura periodística de Amy Goodman a las protestas indígenas contra un oleoducto.

Goodman, productora del programa Democracy Now, calificó la orden como “una violación inaceptable de la libertad de prensa”. “Estaba haciendo mi trabajo al cubrir a los guardias del oleoducto soltar perros y esparcir spray de pimienta a los protestantes nativoamericanos”

El trabajo de la periodista fue cubrir las protestas de la tribu sioux Standing Rock contra el oleoducto Dakota Access que transportaría 500,000 barriles de petróleo crudo desde Dakota del Norte hasta Illinois. El oleoducto atraviesa territorios considerados sagrados por la tribu, y que violarían la Ley Nacional para la Conservación Histórica.

En la protesta se detuvieron  a unas 38 personas. Entre ellas estaba la candidata a la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Verde, Jill Stein, quien también recibió una orden de arresto.

En Democracy Now, Amy Goodman y Denis Moynihan explican en su columna que,

“El Missouri es el río más largo de América del Norte. Durante miles de años ha provisto a los habitantes originarios de la zona del agua necesaria para la vida. Al día de hoy, millones de personas dependen del río Missouri para acceder a agua potable no contaminada. Pero actualmente se está construyendo un oleoducto, el Dakota Access Pipeline, que amenaza la salud del río.

A fin de impedir la construcción del oleoducto se ha gestado un movimiento, encabezado por los pueblos originarios que han vivido a orillas del río Missouri desde tiempos inmemoriales. Integrantes de los pueblos Dakota y Lakota de la Reserva Sioux de Standing Rock instalaron un campamento en la confluencia de los ríos Missouri y Cannonball, a unos 80 kilómetros al sur de Bismarck, en Dakota del Norte.

Han declarado que se consideran “protectores, no manifestantes” y así se llaman a sí mismos. El sábado pasado, cuando intentaban frenar el trabajo de enormes excavadoras en un cementerio ancestral, los guardias de seguridad del oleoducto atacaron a los protectores, en su mayoría nativos americanos, con perros y gas pimienta mientras que estos se resistían a la construcción del oleoducto de 3.800 millones de dólares en su lucha por el agua pura, la protección de sus tierras sagradas y el fin de la economía basada en los combustibles fósiles”.

Las periodistas sostienen que “La batalla contra el oleoducto Dakota Access se libra como una renovada afirmación de los derechos y la soberanía de los pueblos originarios, como una lucha para proteger el agua, pero sobre todo, como parte de la lucha mundial contra el cambio climático y para romper con nuestra dependencia de los combustibles fósiles. En Piedra Sagrada, Guerrero Rojo y otros campamentos instalados en la confluencia de los ríos Missouri y Cannonball, los protectores han llegado para quedarse y son cada día más”. + (PE)

SN 338/16

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s