El nuevo “Papa Negro” es latinoamericano

sosa-jesuita

Arturo Sosa Abascal, venezolano, 68 años, es el nuevo Superior General de la Compañía de Jesús. Fue electo el 14 de octubre en el conclave jesuita realizado la semana pasada cerca del Vaticano.

Nacido en Caracas, desde 2014 residía en Roma donde era consejero del padre general y delegado para las casas y obras interprovinciales de la Compañía de Jesús.

No llega del “fin del mundo”, dijo el Papa, también latinoamericano y jesuita, mencionando la experiencia de Sosa Abascal adquirida en los complicados ambientes vaticanos. En Nuevo Papa Negro comparte con el Papa el hecho histórico de ser los primeros no europeos que alcanzan tan altos puestos en la Iglesia Católica Romana. Bergoglio como Papa y Sosa como el primer Prepósito no europeo desde que Ignacio de Loyola fundara la congregación en 1540 Los dos son jesuitas.

Entre las virtudes que destacan los medios se encuentra la de que él “sabe leer el mundo” José Manuel Vidal, de Religión Digital, comenta que “en lenguaje teológico, Arturo Sosa Abascal, es un experto en los ´signos de los tiempos´, las señales a las que el Vaticano II pidió que siempre estuviese atenta la Iglesia” por lo que sostiene que “Con él, la Compañía, seguirá siendo cada vez más el ‘brazo armado’ de la primavera de Francisco”

Si se tiene en cuenta la importancia de los jesuitas en el poder de la Iglesia Católica Romana, resulta apelativo introducirse en la simbología de lo que significa en este tiempo tener un “Papa Negro” y un “Papa Blanco” que traen fuertes vientos latinoamericanos.  A esa perspectiva se agregaría el origen de sus países, Venezuela-Argentina, que tiene sus particularidades en un continente cuyos países son de suma importancia en los tiempos presentes. Por otro lado, sutilmente aparece el idioma español.

Jose Manuel Vidal interpreta que “No hay nada más parecido a un jesuita que otro jesuita, aunque los hijos de Jesús se encuadren en dos grandes categorías: los sociales y los intelectuales. El Padre Sosa representa, sin embargo, la casi perfecta síntesis entre ambos modos de ser jesuita. Por un lado es un intelectual bragado y, por el otro, siempre ha formado parte de la sensibilidad más social, comprometida y liberadora de la Compañía. Un jesuita de acción, desde la teoría o que casa, en su vida, la teoría y la práctica del seguimiento de Jesús. O, como dice el padre Lombardi, ´experto en fe y en justicia´, ambas indisociables en la cultura común del discernimiento”

El padre Sosa no estaba en la lista de los posibles candidatos. (PE)

Foto Aciprensa

SN 385/16

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s