MEDIOS Y PERIODISTAS EN LA RESTAURACIÓN CONSERVADORA.

medios-arte

Por J.C. Cartagena y N. Briatte

Desde El Grano de Arena

La actual ofensiva reaccionaria en América Latina (AL) ha sido preparada a través de campañas de prensa que aún perduran, tratando de desinformar a la población y a desacreditar a los gobiernos que la ortodoxia neoliberal, integrada por el imperio usamericano, sus lacayos locales y sus aliados occidentales han puesto en el Index.

En América Latina las fuerzas reaccionarias han experimentado toda una panoplia de instrumentos  para tratar de impedir que los pueblos accedan a una verdadera independencia. La incapacidad de los partidos políticos de derecha  para contener la lucha de esos pueblos, terminó en la multiplicación de los golpes de Estado de los años 70. El fracaso de prácticamente todas las dictaduras impuesta por Washington acompañó el descrédito de todos los ejércitos. Desde principios de siglo el único poder prácticamente intacto de las burguesías locales  se ha mantenido en los grupos de prensa que han permanecido como islotes de resistencia de la derecha en sociedades que no han dejado de evolucionar, en diverso grado, hacia un rechazo del neoliberalismo.

Por lo tanto todos los gobiernos progresistas elegidos en AL han sido violentamente atacados por esos grupos de prensa, a menudo monopolizados que han apoyado las dictaduras y militado por su propia permanencia convirtiéndose  en actores (a veces conduciendo) la totalidad de la política.

En Venezuela en el 2002, algunos grupos de prensa, tales como RCTV aplaudieron levemente el golpe de Estado. Luego, cuando la concesión de la frecuencia no le fue renovada a RCTV, se desató una campaña mundial calificando al gobierno de Chávez de liberticida como si apoyar un golpe de estado constituyera una prerrogativa de la prensa. De modo que los diarios franceses 1 se manifestaron indignados acusando a Venezuela, en donde el 80% de las publicaciones, de la dictadura, mientras que a esos mismos medios les parece normal que el 90% de la prensa chilena esté en manos de dos personas. Dos pesos, dos medidas: ¡una muy curiosa manera de defender la diversidad de opiniones y la libertad de prensa!

Los propietarios de los grupos de prensa y los periodistas  que más ganan no tienen en cuenta cuestiones éticas. La columnas y las injurias  cubrieron  las columnas de El Universal de Ecuador para vilipendiar al presidente Correa cuando la tentativa de golpe de estado organizada contra él en 2009. Cuando este llevo la denuncia ante la justicia, la prensa del sistema, incluida la francesa, lo acusó de atentar contra la libertad de expresión 2 De modo que los periodistas podrían permitirse, sin ninguna responsabilidad,  difamar a cualquiera incluidos los jefes de Estado. La desestabilización de un país, lo hemos visto  en todas las últimas agresiones occidentales (en Yugoslavia, Irak, Libia o Siria)  comienza siempre por la absoluta desconsideración de sus responsables.

En Argentina, los diarios La Nación y El Clarín criticaron permanentemente las políticas instrumentadas por Néstor y Cristina Kirschner. La campaña se intensificó cuando se votó en el Parlamento la ley sobre servicios de comunicación audiovisual que preveía una verdadera diversidad Los periódicos llegaron a acusar a C. Fernández del asesinato del juez Nissan, sin tener pruebas evidentes. Una de las primeras medidas llevadas a cabo por el gobierno de Macri fue la abrogación por decreto de la ley de prensa, abriendo así la posibilidad de perennizar los monopolios 3 .

En Brasil el papel desempeñado por el grupo O Globo, a partir de falsas acusaciones, fue un factor primordial en el proceso de destitución de D. Rousseff 4  quién aunque  hubiera sido reintegrada en su cargo, su imagen y su desempeño ya se hallan irremediablemente desacreditadas. Desacreditando a Rousseff el objetivo final de O Globo es ensuciar la imagen de Lula y despreciar asimismo su accionar político de modo a asegurarse su fracaso en las próximas elecciones presidenciales, en las que todavía se mantiene como gran favorito. Toda alternativa al sistema neoliberal por mínima que fuere les resulta insoportable.

El caso más extremo es el de El Mercurio de Chile, cuyo propietario Agustín Edwards, emprendió expresamente en 1970  un viaje a los EEUU, unos días después de la elección de Allende para pedirle a su amigo Kissinger que impidiera por cualquier medio la asunción de Allende como Presidente electo. Los EEUU tardaron tres años en cumplir con este pedido. El régimen estadounidense financió así generosamente a ese grupo de prenda que no solo apoyó la dictadura de Pinochet  sino que participó activamente en la campaña de exterminación de los opositores a Pinochet. Y qué decir de las cotidianas campañas de difamación, de los insultos y las amenazas proferidas en contra de los opositores. En el 2015 el Colegio de periodistas, presidido por una militante comunista, después de las últimas elecciones decidió expulsar a Edwards a causa de su papel conspirador junto a los EEUU en la caída de Allende y de su activa complicidad con la legitimación de los crímenes cometidos  durante la dictadura 5  Ya en el año 2006 algunos periodistas de ese grupo habían sido no solo expulsados del Colegio sino también condenados por la justicia por sus delitos, por cuanto algunos había participado como agente policiales de Pinochet en campañas de exterminación de los demócratas 6 . El duopolio existente en Chile (El Mercurio y Copesa) que controla actualmente el 90% de los medios, no reconoció nunca su responsabilidad en el drama que vivió el pueblo chileno al perder la democracia y padecer 17 años de dictadura. Se han dado recientemente dos nuevos pasos contra los movimientos progresistas: el primero en Chile, el segundo en Francia.

En Chile un semanario del grupo Copesa (¿Qué pasa?) acusó de corrupción a la presidenta Bachelet. Ante el escándalo provocado por dicha acusación, retiraron la página de internet y el director de la publicación presentó sus escusas 7 Como esta acusación se parece, según muchos observadores 8 a una campaña de desestabilización y de descrédito, Bachelet llevó la acusación a Tribunales como ciudadana y no como Presidente como se lo permite la ley de seguridad del Estado. A pesar de todo el propietario del grupo y los responsables de la publicación han denunciado una tentativa a la libertad de expresión anunciando que utilizarán todos los recursos y las instancias tanto nacionales como internacionales para oponerse a ese tipo de medidas. Según ellos, por lo tanto, injurias y calumnias son prerrogativas de la profesión y no constituyen en consecuencia no una falta de ética periodística ni un delito.

El Colegio de periodistas de Chile se solidarizó inmediatamente con dichos comportamientos que no respetan ni el código de ética ni el deontológico de la profesión. Como lo subrayó el grupo de diputados del Partido Comunista y de la Izquierda ciudadana  “el objetivo era atentar contra la imagen de la Presidenta y de su gobierno, con  la intención de frenar los avances democráticos de su programa llevado a cabo en este último período ” 9 La derecha ante la falta de argumentos, utiliza lo que bien sabe manejar con violencia: la desinformación, la calumnia y la injuria.

En Francia, la campaña mediática contra el gobierno progresista de AL ha sido planteada por el periodista Francois Lenglet de France 2. Este, siguiendo probablemente el ejemplo de sus colegas chilenos se permitió difamar en directo al presidente boliviano Evo Morales llamándolo corrupto todo sin la menos prueba puesto que hoy en día la comisión especial conformada dentro del parlamento boliviano está compuesta por miembros de la mayoría y de la oposición ha admitido no poseer ninguna prueba que comprometa al Presidente. Es de destacar la probable connivencia  con D. Pujadas en la preparación de esta secuencia puesto que la foto del presidente Morales ha aparecido simultáneamente  como fondo de pantalla. En respuesta de F. Lenglet a una carta de reclamo dirigida al embajador de Bolivia en Francia, admite haber usado términos poco apropiados para calificar al presidente Morales, poniendo así en evidencia su falta de ética en el uso de la información 10  Pero nada más, nada de excusarse, por ejemplo. De hecho su tarea era desacreditar  urgentemente a un presidente que está desarrollando un proceso diferente al del pensamiento único tan apreciado por los periodistas y por los medios occidentales.

Estas maniobras son sin duda indispensables y previas a la organización de las revoluciones de colores  destinadas a alinear a los países indóciles que no responden a los dictados del orden occidental.

En el marco de esta perspectiva ¿qué papel están llamados a jugar F. Lenglet y sus colegas en el futuro? + (PE/El Grano de Arena)

Traducción Susana Merino
Notas
[ 1 http://www.lemonde.fr/idees/article…  ;  http://www.lexpress.fr/actualite/mo…  ;  http://observers.france24.com/fr/20…
[ 2 http://www.lemonde.fr/ameriques/art…  ;  http://www.courrierinternational.co…
[ 3 http://www.acrimed.org/Medias-en-Ar…
[ 4 http://www.telesurtv.net/news/Que-h…
[ 5 http://www.colegiodeperiodistas.cl/…
[ 6 http://www.legrandsoir.info/Les-jou…
[ 7 http://www.elmostrador.cl/noticias/…
[ 8 http://www.elsiglo.cl/web/index.php…  ;  http://www.elclarin.cl/web/opinion/…
[ 9 http://www.elsiglo.cl/web/index.php…
[ 10 http://www.francetvinfo.fr/replay-m…

 SN 050/17

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s