“Errar es humano, insistir en el error es norteamericano y dar en el blanco es musulmán”

bomba

Por Jorge Vital de Brito Moreira
Brasil

En la ciudad de Madison, la capital del estado de Wisconsin, Romeu de Oliveira y Egroj Russell, dos amigos que viven actualmente en los EE.UU., se sientan en un bar mexicano para beber margaritas, probar las carnitas y comentar sobre las últimas noticias.

Egroj le pregunta: – Entonces, Romeu, ¿qué te pareció la justificación de los Estados Unidos para el ataque terrorista del Presidente Donald Trump a Siria? ¿El ataque de Trump te tomó por sorpresa?

– No, mi amigo… El ataque de Trump a Siria no me tomó por sorpresa porque yo estaba prediciendo que él iba a recurrir al acostumbrado recurso terrorista estadounidense para aumentar su popularidad y credibilidad que estaban en declive en los EE.EE. Es que el ataque con 59 misiles Tomahawk, ordenado por Trump contra el Aeropuerto Shayrat de Siria, no ha pasado, una vez más, de una exhibición de la estupidez, la soberbia y la arrogancia del gobierno imperial de los Estados Unidos, debido a que la justificación para atacar a Siria se reduce a una escandalosa mentira más, como podemos ver en los informes procedentes de Rusia, Siria, Bolivia y otros países.
Esas fuentes han insistido en la falta de evidencia para apoyar la acusación de Estados Unidos sobre el uso de armas químicas por parte del gobierno sirio.
Así que volvemos al mismo dicho que se inventó después de la caída de las torres gemelas en Nueva York: “errar es humano, insistir en el error es norteamericano, dar en el blanco es musulmán”.

– Me gustaría decirle, Romeu, que leí las últimas declaraciones de la organización de los “Médicos Suecos por los Derechos Humanos” (SWEDHR) sobre este tema y SWEDHR le culpa a la organización de los “White Helmets” (Cascos Blancos) y a los “terroristas moderados” financiados por los EE.UU., por esta puesta en escena del uso de armas químicas en Siria.
Por cierto, el SWEDHR ya había denunciado a los “White Helmets” por haber sido los responsables por la muerte de los niños en Siria y por el uso de las imágenes de niños muertos como propaganda visual contra el gobierno sirio.

– Sí, Egroj, también leí esta información. Ella también muestra que los “White Helmets” es una organización financiada por el multimillonario estadounidense George Soros, por los EE.UU. y por la Gran Bretaña; es una organización que está vinculada a la CIA (Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos), a Hollywood y a ciertos sectores de la industria cinematográfica estadounidense.
De hecho, esta vinculación entre los “White Helmets”, la CIA, Hollywood, Netflix y el actor y director George Clooney, fue revelada luego después que el documental “White Helmets” ganó el premio Oscar de Hollywood en marzo de 2017.

– ¡Esta asociación entre la presidencia, Hollywood, la CIA, el Pentágono, los militares y los grandes medios de comunicación no es una cosa nueva, Romeu! Esta asociación fue revelada al público en 1997 de una forma muy inteligente por la película (comedia) de Estados Unidos titulada, “Wag the Dog” que fue exhibida en España con el título de “La cortina de humo”.

– ¿De qué se trata la película?

– La película cuenta la historia de un presidente de Estados Unidos que se involucra en un escándalo sexual. Frente al escándalo, a la caída de credibilidad y de popularidad del presidente, uno de sus colaboradores (Roberto de Niro), ligado a la CIA, contrata a un productor de Hollywood (Dustin Hoffman) para inventar una película (película dentro de la película) sobre una guerra de los EE.UU. en el exterior para resguardar al presidente del escándalo.
A través de esta película producida por Hollywood, el presidente de Estados Unidos es capaz de desviar la atención pública hacia la “guerra inventada” cinematográficamente, alejándose del escándalo sexual. La película produce una representación muy realista de lo que está pasando políticamente en los EE.UU. no solo en el pasado, sino en el presente y el futuro.

Egroj mordió un taco de carnitas y luego preguntó: – ¿Hay otras razones por las que tú esperabas este ataque terrorista de Donald Trump?

– Por supuesto, mi querido Egroj. Estas son las razones: En primer lugar, Donald Trump estaba siendo sometido a acusaciones constantes y sistemáticas del Partido Demócrata, de los medios corporativos (CNN, MSNBC, New York Times, Washington Post …), de las agencias de inteligencia (CIA, FBI, NSA): básicamente acusando que Rusia ayudó a Trump a ganar las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Romeu, tomó un sorbo de margarita, y luego continuó: – En segundo lugar, Donald Trump estaba siendo perseguido por diversas derrotas sucesivas: no solo en el Congreso (el rechazo de su proyecto para eliminar el Affordable Care Act, el llamado “Obamacare”), sino en la Justicia estadounidense (el rechazo a los “decreto-leyes” que querían prohibir la migración de la población de siete países de mayoría musulmana hacia los EE.UU.).

Romeu, tomó un bocado de un taco de carnitas, y en seguida continuó: – En tercer lugar, Donald Trump estaba siendo presionado por la caída en su nivel de aprobación (del 46 al 38 por ciento) en las últimas semanas frente al público de los Estados Unidos. Es decir, que era necesario para Trump iniciar una nueva guerra (o continuar las guerras sin fin en los países pobres) para detener inmediatamente el declive de su popularidad y de su credibilidad en el país; y para crear de inmediato un nuevo consenso entre los estadounidenses.

Estimulado por el argumento de Romeo, el amigo Egroj reflexiona: – Por lo tanto, Donald Trump, decidió apelar a la misma clase de mentira, al mismo tipo de farsa y al mismo recurso terrorista que habían sido eficaces para todos los presidentes republicanos (y/o demócratas) antes de él. De esta vez el pretexto de Trump para bombardear Siria fue la denuncia (sin pruebas) del uso de “armas químicas” por el gobierno sirio.

-¡Estamos de acuerdo! El gobierno de Trump está utilizando ilegalmente el mismo tipo de pretexto mentiroso, el mismo tipo de estafa que fue utilizado antes por el gobierno de George W. Bush contra Irak (la acusación de que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva, armas nucleares), es decir, como un recurso terrorista para invadir a Irak y comenzar la guerra y luego ocupación de aquel país.

Egroj resume su pensamiento: – En pocas palabras: el nuevo presidente de Estados Unidos (un supremacista, racista y militarista) no hizo más que continuar (a través del ataque terrorista hacia Síria de Bashar al-Assad) una larga historia y la perenne tradición del gobierno estadounidense, es decir, propagar mentiras para engañar a la opinión pública, de dentro y fuera de los EE.UU. y atacar a las naciones y a la población de los países pobres del Oriente Medio. Una tradición que se ha intensificado en las últimas presidencias por los crímenes de guerra de los gobernantes terroristas y genocidas tales como los ex presidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama.

– El discurso de Trump engañó a la opinión pública durante las primeras semanas en el poder. Las apariencias indicaban que él, como presidente, se portaría de manera diferente de los ex presidentes de los EE.UU.; que él haría una política independiente de los poderes establecidos previamente. Ahora, Trump hizo un cambio de discurso de 180 grados: Antes, en su discurso, la OTAN no tenía mucho valor. Ahora, la OTAN es esencial para sus planes de gobierno.
Anteriormente, en su discurso, Rusia era una nación indispensable, y era necesario tener una buena relación con Putin para resolver problemas globales. Ahora, en su discurso, las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos han llegado a su punto más bajo.

– ¿Qué tipo de conclusión podremos sacar de todos estos cambios de Donald Trump?

– La conclusión que podemos sacar es que el presidente Donald Trump, al igual que todos los presidentes anteriores, fue finalmente sometido al poder del “estado profundo” de los EE.UU. En resumen, a partir de ahora, el presidente Trump, va a escuchar, obedecer y hacer el mismo tipo de política que todos los presidentes han hecho antes que él; es decir, se someterá a las decisiones del Complejo Industrial-Militar, de las agencias de inteligencia (CIA, FBI, NSA); a las directrices ideológicas y políticas de los Newcons (nuevos conservadores), a las demandas económicas financieras de Wall Street y de las empresas multinacionales del imperialismo estadounidense. Esencialmente, nada va a cambiar, absolutamente nada durante el gobierno de Trump.

– ¡Está bien hermano! Vamos a tener que dejar esta conversación en este punto. Tomemos la última copa de margarita y vámonos saliendo de inmediato, porque podemos terminar en la cárcel. ¡Es ilegal conducir con margaritas en la sangre en este país de mierda! + (PE/Rebelión)

Publicado en Novas Pensatas
Traducción del portugués Catherine M. Bryan

SN 133/17

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s