Sobre Hebe Uhart ganadora del Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas otorgado por el gobierno de Chile

Hebe II

Por Aníbal Sicardi

Bahía Blanca

El kiosquero de la cuadra largo la frase de ataque antes que llegara al mostrador de su surtido negocio. “Llegó Review ¿Lo lleva o lo devuelvo?”

Así abrió la ventana hacia la tres o cuatro peleas semanales que tenemos por cualquier cuestión. Sabía que me llevaría la bimensual revista de libros que tiene como director a José Natanson y que incluye artículos de The New York Review  of Books, entre otras publicaciones.

Lo que venía como segunda fase de la discusión era que ahora Review costaba 80 pesos. Frente a su amabilísima esposa y algunos clientes patrocinamos la loca discusión de argumentos y dichos irracionales que, en menor medida, pero si habitual, también acontecía cuando llegaba Le Monde Diplomatique y Caras y Caretas.

Me fui con la revista luego de rechazar el ofrecimiento de una bolsita de plástico para guardarla “No la escondo” fue mi respuesta que, por supuesto, ese buen hombre sabía que le contestaria.

Review es para leerla con tranquilidad por la novedad y profundidad de sus notas, pero que me es imposible llegar a mi casa y no lanzar una mirada a su contenido. En esa oportunidad, entre otras, tropiezo con el título “Ana María Shua, Sobre Hebe Uhart”

Miro el índice y está en la página 30, después de otros, como un análisis sobre China, el apelativo sobre el nuevo sistema electoral y luego de uno sobre “Bolaño, mensajes al futuro”. La incongruencia entre primer título de tapa y la ubicación en la treintena página motivó que me fijara en el contenido. A Ana María Shua la conocía algo, pero de Hebe Uhart ni noticias.

¿De dónde era Uhart? Excelente el inicio del artículo de Shua pero nada decía sobre el origen de la motivadora de la nota. Rápidamente llego al quinto párrafo -sin que pescara alguna pista- en el cual Shua da una salida. Menciona un reportaje publicado en Anfibia. Allí voy. En la primera línea me entero que era Argentina. Ya no puedo más y recurro al Espíritu Santo de la internet, Google. Si, es argentina, de Moreno, Gran Buenos Aires, nació el 2 de diciembre de 1936, compañera genealógica, tiene 80 años.

Eso fue una mañana. A la tarde estaba en la librería. No tenían los presuntos libros más importantes. Salí con “Un día cualquiera” Hebe Uhart ya era lo suficientemente misteriosa como para no aguantar llegar a casa para leerla. Quebré la reducción de presupuesto que imponen los Ceos y me fui al conocido bar para el rito de leerlo delante de un cortado. Me merecía el premio y lo acompañé con dos medias lunas.

Ahora lo voy leyendo de a poco. Sus relatos están plenos de detalles. Alguien acostumbrado a leer ensayos, artículos pensantes, no puede leer rápido a Uhart. Apunta a la vida de las personas. A su forma de ver lo que la rodea. Es consecuente con lo que cita en Radar, suplemento de Página 12, el domingo 22 de febrero de 2015 (¡!) Ubert menciona que Flannery O’Connor decía que “para la mayoría de la gente es mucho más fácil expresar una idea abstracta que describir un objeto que está viendo realmente. Pero el mundo del novelista está hecho de materia”. “Un día cualquiera” incursionen en Hebe Uhart. (PE)

SN 267/17

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s