Enfermedades del capitalismo neoliberal

Libro Soc Cansancio

Revisión del libro La sociedad del cansancio, de Byung Chul Han

Por Arturo Garcés

Estados Unidos.

Quisiera hacer una breve revisión del libro La sociedad del cansancio de Byung Chul Han (surcoreano). El autor es un pensador que se ha convertido en un bestseller de la filosofía, es un fenómeno editorial. Su obra analiza las enfermedades del capitalismo neoliberal, como la depresión y la opresión psicológica.

En el libro el autor detalla que en la sociedad disciplinaria de Foucault se consta de hospitales, psiquiátricos, cárceles, cuarteles y fábricas, empero esto ya no se corresponde con la sociedad de hoy en día. En su lugar se ha establecido desde hace tiempo otra sociedad completamente diferente, a saber: una sociedad de gimnasios, de oficinas, bancos, aviones, grandes centros comerciales y laboratorios genéticos. La sociedad del siglo XXI ya no es disciplinaria, sino una sociedad de rendimiento.

El neoliberalismo reconfiguró a los sujetos, sugiere Byung Chul Han, de tal manera que en los medios de comunicación, que en la publicidad, que en la escuela y en el trabajo, en la familia, todos estamos presionados si no queremos quedar rezagados, a vivir del discurso del libre mercado. Nuestros deseos, proyectos y aspiraciones, son marcados por el capital. Con el discurso del mérito, meritocracia, del emprendimiento, cada uno de nosotros es capaz de cumplir sus sueños: todo es posible en el neoliberalismo siempre y cuando uno se esfuerce lo suficiente.

Este esforzarse lo suficiente provoca en el individuo enfermedades o síndrome de estrés, trastorno de bipolaridad, personalidad limítrofe y depresión que son las enfermedades del Siglo XXI. Es notorio en el mundo de la docencia y la medicina, en el mundo de los obreros, el síndrome de cansancio físico, mental, el estrés laboral llega a niveles alarmantes.

La inexistencia de sindicatos de contratos colectivos, el aumento de la jornada laboral, salarios raquíticos, la desaparición del derecho a la jubilación, la precarización del trabajo son formas de aumentar el cansancio en el neoliberalismo. Las enfermedades descritas por Byung Chul Han adquieren una fuerza e intensidad mayor en las filas de los asalariados: la explotación en la fábrica genera este tipo de fenómeno aberrante.

El libro en cuestión analiza un tipo de sociedad, la nuestra, la del rendimiento que es lo que ha generado, según el autor, las enfermedades más comunes entre la juventud, la clase media y los trabajadores, es decir, enfermedades como la depresión y el cansancio crónico por tratar de lograr los objetivos, el ejercicio de presión entre los asalariados para conseguir los resultados en los ‘Call Center’, en la fábrica, en la escuela. El escritor menciona que se ha aumentado los niveles de enfermedades neuronales, narra que a diferencia de una sociedad disciplinaria como la de Foucault, dice Byung Chul Han: La depresión viene de un yo interno, el rendimiento, y la opresión viene de uno mismo no del exterior.

De la sociedad disciplinaria, se pasó, según Byung Chul Han, a la sociedad del rendimiento. Si en el pensamiento de Foucault se llegó al fin del sujeto que es oprimido por las instituciones, en el tiempo actual el verdugo y opresor es uno mismo. Según Byung Chul Han, las enfermedades del siglo XXI son el síndrome de estrés, el trastorno de bipolaridad, personalidad limítrofe y depresión, que son enfermedades padecidas en su mayor medida en los obreros del mundo empresarial.

La tesis central de Byung Chul Han en este libro “La sociedad del cansancio” es que hemos pasado a una sociedad superior en mecanismos de opresión a la que describió Michel Foucault y la escuela post estructuralista, para Foucault el sujeto fue reemplazado por el biopoder, es decir, un sujeto que está sometido a fuerzas exteriores, sujetos subyugados para controlar la población, esta es la forma capital de imposición de la disciplina por medio de las instituciones y dispositivos, como cárceles, siquiátricos, escuelas, cuarteles, etc… empero en la sociedad actual el explotador y explotado es uno mismo.

Marx nos dejó dicho que el proletariado es la clase que sufre mayor explotación en el modo de producción capitalista, es la clase con cadenas donde en la actualidad los obreros en cifras considerables se han suicidado, por ser individuos que no supieron gritar o rebelarse, por no quejarse ni denunciar sólo les quedo sufrir silenciosamente el agotamiento del trabajo duro y extenuante.

En el libro el autor nos dice que la moderna pérdida de creencias, afecta no solo a Dios o al más allá, sino también a la realidad misma, hace que la vida humana se convierta en algo totalmente efímero, estos son motivos centrales para pensar la urgencia de cambiar el mundo. En un mundo que genera depresión y sentimientos de estrés es imperante luchar por un mundo enteramente nuevo. Según el autor para terminar con esta vida acelerada cree en la máxima marxista que dice ‘Cada cual, según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades’. + (PE/Rebelión)

SN 078/18

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s