Américo Jara Reyes Obispo de la Iglesia Metodista Argentina

Obispo Jara

Por Anibal Sicardi

Bahía Blanca

En la tarde del sábado 19 de agosto el pastor Américo Jara Reyes fue electo como nuevo obispo de la Iglesia Metodista Argentina para el período 2017 – 2021

La elección se produjo en la segunda jornada de la XXV Asamblea General Metodista que se realizó, desde el 17 al 21 de agosto, en las instalaciones del Colegio Ward, Villa Sarmiento, provincia de Buenos Aires.

En la reformulación de la Iglesia Metodista, producida en 1970, el metodismo argentino mantuvo la propuesta de tener un obispo u obispa que surgiera desde sus pastores o pastoras, también reconocidos con el término técnico de presbíteros y presbíteras.

Actualmente ese cargo se elige por cuatro años y tiene la posibilidad de una renovación. Esta era la situación del Obispo Frank de Nully Brown quien, en esta Asamblea, cumplía el máximo de ocho años estipulado en el Reglamento Metodista por lo que no tenía la posibilidad de ser reelecto.

La elección del obispo u obispa se realiza mediante la presentación de una lista con la totalidad de los pastores y pastoras que podían ser electo. Los miembros de la Asamblea General son los que eligen al obispo y está constituida en su mayoría por laicos y laicas, representantes de las congregaciones locales, y una minoría de pastores y pastoras.

La primera votación se efectúa sobre esa lista y luego se va decantando los nombres de acuerdo a un práctico y estilizado mecanismo que mantiene a los que van recibiendo mayor cantidad de votos.

En esta oportunidad la primera votación colocó a los pastores Américo Jara Reyes con 27 votos, Pablo Andinach 23, Daniel Favaro 14 y otros con cantidad de votos menores. Sobre 73 votantes se necesitaba la mayoría de 49 para ser electo

En la segunda y tercera votación Jara obtuvo 30 y 31 votos, Andinach 23 y 25 y Favaro 17 y 15, De allí en adelante Jara fue aumentando la cantidad de votantes hasta que salió electo con 51 votos.

Las primeras votaciones pueden dar a pensar que junto a las virtudes y carencias que los electores y electoras veían en los pastores postulados, también se encontraría una dimensión de lo que se esperaba del perfil y gestión del candidato.

La primera posibilidad es habitual, es lo que cada uno expresa a partir de lo que conoce y siente, La segunda surge de la concepción de iglesia que espera el elector y electora y que es parte de los debates y práctica que se dan dentro del metodismo. En otras ocasiones se produjo con mucha fuerza y tensiones. No hay que asombrarse que también en esta oportunidad haya estado presente.

En sus primeras palabras, luego de ser electo, el obispo Américo Jara Reyes diseñó una iglesia metodista rica en dones diversos, estratégicamente ubicada en todo el país, comprometida en su labor  misionera y social y como un pueblo trabajador al que él se comprometía acompañar “con la misma pasión que pongo siempre”

Américo Jara Reyes, 51 años, casado con María Esther Andersen, con quien tienen cuatro hijas. Jara es chileno, y recordó que vino a Argentina luego de que su padre “quien conectó el evangelio con la militancia fuera asesinado” en Chile. Hasta su elección como obispo Jara realizaba su tarea en  Rosario donde es capellán del Centro Educativo Latinoamericano (CEL) y pastorea las comunidades de Primera Iglesia y La Paz, coordinando equipos pastorales en las comunidades de La Fe, San Jerónimo, Cañada de Gómez y Máximo Paz. + (PE)

Foto Noticias Metodistas

SN 288/17

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios